Conade, CC y Creemos advierten que muertes ocurridas en 2019 podrían quedar en la impunidad y politización

En un pronunciamiento conjunto, el Comité Nacional en Defensa de la Democracia (Conade), y las opositoras Comunidad Ciudadana y Creemos, advirtieron que las muertes de Senkata, El Alto, y Sacaba, Cochabamba, podrían quedar en la impunidad y ser “politizadas” si no se deja sin efecto la amnistía e indulto del Gobierno y el sobreseimiento del caso “fraude electoral”.

La posición fue emitida luego de conocer el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) el cual establece que entre septiembre y diciembre de 2019 hubo “graves violaciones a los derechos humanos”.

“Del Informe se infiere que las investigaciones en Bolivia por violaciones a los derechos humanos, especialmente con relación a todas las muertes ocurridas, por acción directa de las fuerzas de seguridad del Estado o de particulares, podrían quedar en la impunidad y ser politizadas a través de una fiscalía y justicia selectivas, si no se dejan sin efecto la amnistía e indulto discriminatoria del Presidente Arce Catacora y el arbitrario sobreseimiento del caso fraude electoral anunciado por el Fiscal General del Estado”, se lee en el punto tres del documento.

Tanto Conade, como las fuerzas políticas de oposición, señalan que se “evidencia” que entre septiembre y diciembre de 2019 se produjeron “graves violaciones a los DDHH en varias zonas del país” con muertos  y heridos, además de la destrucción de propiedades públicas y privadas.

Consideraron que en el informe se confirma que las causas que determinaron la crisis de 2019 fue por la  “desinstitucionalización del Estado” y la “aguda polarización provocada por acciones de Evo Morales” y sus colaboradores para quedarse en el poder.

Sugirieron además que para llevar adelante procesos de investigación contra quienes resulten responsables de los hechos de violencia, debe haber un cambio de fiscales y jueces.

Según el informe del GIEI, lo que ocurrió en Senkata y Sacaba fue un uso “desproporcionado de la fuerza”  durante los operativos combinados entre la Policía y las Fuerzas Armadas. Al menos 38 personas perdieron la vida y otras cientos resultaron heridas. /Erbol

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS