Unos 300 indígenas del Beni se acercan a San Ignacio e inician bloqueo de caminos

Unos 300 indígenas afiliados a la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEM-B) iniciaron una marcha desde Puerto San Borja, una comunidad indígena y recorrieron unos 25 kilómetros antes de detener su periplo e iniciar el bloqueo de caminos que acordaron sus dirigentes, que reclaman la autonomía de este territorio.

“Nuestra marcha empezó en Puerto San Borja, que no es la población sino es un territorio indígena. Ahora estamos bloqueando la carretera a San Ignacio, estamos a unos cinco kilómetros de San Ignacio”, dijo la secretaria de organización de la subcentral del Territorio Indígena Mojeño Ignaciano (TIM-I), Rosalía Matene.

El 30 de abril se realizó la reunión de corregidores en la localidad de Riberalta, la misma que fue respaldada por las cinco organizaciones indígenas que aglutinan a los 18 pueblos que habitan en el departamento del Beni. En esa reunión se aprobó la declaratoria de emergencia y la movilización de no ser escuchados por las autoridades.

A las 9:00 aproximadamente, los indígenas iniciaron su marcha rumbo a San Ignacio en primera instancia y desde ese lugar lanzarán su pliego de demandas, el pedido central es la aprobación de la autonomía como territorio indígena, ante la pasividad de las autoridades de los tres órganos del Estado.

Veteranos dirigentes indígenas, mujeres y niños llegaron a unos cinco kilómetros de la población de San Ignacio y se apostaron en la carretera. Pancartas de los pueblos y banderas de Patujú eran agitados por los marchistas que llegaron al lugar.

El pliego

Rosalía Matene recordó que ellos iniciaron con el cumplimento de las leyes para acceder a la autonomía indígena originaria haca más de diez años y recién en diciembre de 2020 lograron aprobar sus estatutos autonómicos.

Pero los cambios en las leyes obligaron a modificar ese estatuto lo que obligó a recorrer de nuevo el mismo camino, entre los órganos Legislativo, Ejecutivo y Judicial. En el primer caso, la Asamblea Legislativa, debe sancionar una Ley de Creación de Unidad Territorial; luego el Ejecutivo promulgar y pese a los reclamos, estos pasos no se cumplieron.

En el caso del Órgano Judicial, la modificación del estatuto fue enviado al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para cumplir con la ley y este ente no responde su petición hasta el momento.

Los delegados del Territorio indígena Mojeño Ignaciano (TIM-I), Territorio indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TINPIS), Bella Selva, Río Isiboro, Cercado Río Mamoré, San Lorenzo, San Francisco, Organización de Jóvenes Indígenas Mojeños (OJIM), Subcentral del Pueblo Indígena Movima (SPIM), Subcentral de Mujeres Indígenas Movima (SMIM) y al Gran Cabildo Indigenal de San Ignacio de Moxos, llegaron hasta el punto de bloqueo y esperarán una convocatoria del Gobierno para solucionar su demanda./El Deber

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS