El Tigre va de mal en peor, pierde en casa

El Tigre va de mal en peor. El aurinegro volvió a caer en el torneo de la División Profesional, esta vez ante Real Santa Cruz por 2-1, anoche en el estadio Siles.

Como pasó ante Always Ready en el anterior duelo (2-1), el atigrado mostró más errores que virtudes, los cambios que practicó el DT Gustavo Florentín no dieron resultados, ante un buen planteamiento de los orientales

El cuadro de Achumani sigue en la cima con 34 puntos, pero va cediendo terreno y puede perder el sitial de privilegio.

El primer tiempo el Tigre lo cerró con dos goles abajo en el marcador, una muestra de que el decano no mostró nada.

Desde el primer minuto los ataques de los aurinegros fueron con centros, la mayoría de ellos imprecisos y que no causaron peligro sobre la puerta del golero Carlos Franco.

En tanto, en el primer ataque serio  los merengues hicieron daño. Edarlyn Reyes  se lanzó por la izquierda,  tocó al medio para Miguel Ríos, quien enganchó y se sacó a tres hombres de encima y definió ante la salida de Daniel Vaca (13’).

El atigrado siguió insistiendo con centros. Saúl Torres fue la mayor salida, pero se encontró con un equipo bien parado.

A los 16’ un centro del Chiqui  cabeceó Blackburn y la defensa sacó el balón al córner.

A los 26’ Raúl Castro recién se animó a probar de media distancia, pero sin resultados.

Samuel Guzmán desperdició una gran oportunidad  para ampliar cifras a los 39’, pero dos minutos después no se equivocó y puso el 2-0.

El arranque de la segunda parte no fue diferente. A pesar del ingreso de Ramiro Vaca no hubo otras alternativas de juego, siguieron buscando con los centros al área.

Las posibilidades más claras fueron a los 49’ con un tiro libre del chapaco que sacó el arquero y luego en un centro de Barbosa que Jair Reinoso no pudo anotar. El juego fue duro, hubo golpes y pocas salidas del merengue, pero cuando lo hizo, llevó peligro, como a los 65’ con un disparo de Marcelo Velasco.

A los 72’ entró Ronaldo Martínez y en el primer balón que tocó llegó el descuento con un disparo al ángulo (73’).

El Tigre sacó la garra ante un Real Santa Cruz que buscó cerrar el juego, no le alcanzó para llegar al empate, pudo hacerlo a los 79’ con un cabezazo de Barbosa, pero el golero Franco dijo que no.

A los 86’ otra vez el brasileño empalmó un centro de Rudy Cardozo, pero el travesaño impidió  que llegue la igualdad.

Al final el albo logró otra hazaña en La Paz y el Tigre sembró más dudas en la afición que pide la cabeza del DT Florentín./Página Siete

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS