Vacunada con dos dosis, una mujer chilena de 103 años superó el Covid-19 sin complicaciones

Una mujer de 103 años de edad y vacunada con sus dos dosis superó el coronavirus sin grandes problemas.

La protagonista de esta gran hazaña se llama Elena del Valle Espinoza, quien es oriunda de la comuna de San Ignacio, en la Región de Ñuble ubicada al sur de Chile. Elena cumplió sus 103 años el sábado pasado rodeada de sus familiares, quienes están dando testimonio de esta increíble historia de superación.

Elena tiene tres hijos, seis nietos y siete bisnietos. Está separada y sacó adelante a su familia en soledad. Para lograrlo, vendió dulces e instaló una pensión que le ayudó a superar los momentos difíciles.

Sin embargo, desde el inicio de la pandemia, la vida de Elena cambió como la de muchos adultos mayores del país. Tuvo que resguardarse en su hogar, aumentar los cuidados para no contagiarse el coronavirus y, ya este año, logró vacunarse con las dosis correspondientes.

No obstante, en mayo de este año a Elena se le notificó que estaba contagiada con el covid-19. Se presume que se contagió de un familiar que la visitó.

El testimonio de su nieta

En conversación con Infobae, la nieta de Elena, Pamela Ruiz, rememoró esos momentos iniciales del contagio. Por decisión de la familia se decidió no contarle en un inicio a Elena de su contagio para que su estabilidad emocional no se descontrolara.

“La verdad es que a ella no se le dijo de inmediato porque es muy sensible, es muy de piel. Si se le cuenta alguna noticia de alguien que ella quiere, se preocupa mucho y le afecta mucho el tema psicológico. Por esto, obviamente, y a su edad por mayor razón no se le contó”, dijo Pamela.

Además, sus antecedentes previos de salud eran también una complicación. “Ella es enferma al corazón, usa un marcapaso. Es hipertensa también. Entonces en un principio fue preocupante para todos”, agregó Pamela. En los primeros días de enfermedad se decidió que ella pensara que era una gripe para que no se desanimara.

Consultada Pamela sobre las dificultades que tuvo Elena durante la enfermedad, ella precisó que tuvo “una tos seca, que es habitual en el coronavirus”, además de “obstrucción, por su enfermedad al corazón”. A pesar de todo esto, no sintió otra complejidad más.

“Ella estuvo con tos, esa típica tos seca de esta enfermedad. Tuvo también un poco de obstrucción por el tema lógico de su corazón, y en realidad principalmente eso porque siempre la iban a ver a la casa, la iban a tratar. Y eso pasaba por su edad entonces le dieron medicamentos e inhalador”, dijo Ruiz.

El rol de las vacunas

Antes de enfrentar la enfermedad, Elena se vacunó con las dos dosis de la pauta completa. A pesar de esto, en un inicio, Pamela era más bien “reticente al tema de las vacunas” por ser “un remedio nuevo, recién creado y por el poco tiempo de experimentación”.

No obstante, con el paso de los días, Pamela cree que la inoculación a Elena “la protegió”.

“Entre sí y no, en las personas mayores que les queda su última etapa de vida, no hay tantos años como para las secuelas. Entonces estaba como ponerse la vacuna y evitar una tragedia mayor, que fue lo que pasó en este caso. Por su puesto que pudo haber sido la vacuna la que la protegió. Y además sus defensas, el tener buenas defensas y buen apoyo familiar, todo eso es súper importante”, precisó Pamela.

Sobre la posibilidad que Elena se inocule con la tercera dosis que comenzó a darse en Chile a los adultos mayores, Pamela contó que declaró que “claramente ella lo va a hacer”.

Ya recuperada, Elena sigue con su vida normal y disfrutando de su entorno y de sus cercanos. “De ánimo está mucho mejor porque por estos días ha estado con su familia. Ella lo que más ama en el mundo es estar así, estar con quienes ella quiere”. /portal Infobae

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS