San Francisco sólo permitirá el ingreso a restaurantes y gimnasios de personas que estén vacunadas

El gobierno de San Francisco, Estados Unidos, anunció el jueves que se exigirá demostrar estar completamente vacunado para entrar en restaurantes, gimnasios y otros locales cerrados, con el objetivo de frenar una nueva ola de infecciones por COVID-19 que ha provocado ordenanzas de salud pública en todo el país.

San Francisco, que lanzará el mandato el 20 de agosto, es la segunda ciudad importante que aprueba un requisito de vacunación generalizado para los negocios cerrados, después de Nueva York, que sólo exige demostrar que se cuenta con al menos una dosis de vacunación.

Los mandatos de vacunación en dos ciudades liberales llegan mientras las escuelas de algunos estados conservadores luchan por exigir mascarillas, en contra de las órdenes de sus gobernadores republicanos.

Se espera que la junta directiva de las escuelas públicas de Houston, Texas vote el jueves para desafiar la prohibición estatal de la obligatoriedad del uso de mascarilla, uniéndose a los distritos de Texas Florida que exigen cubrirse la boca en las aulas para luchar contra un aumento de las infecciones de COVID-19, a pesar de las amenazas de los dirigentes estatales.

Es probable que la medida se apruebe, ya que la mayoría de los miembros del consejo expresaron su apoyo a la exigencia de mascarillas en las escuelas, informó el Houston Chronicle.

Al coincidir el inicio del curso académico con una nueva oleada de casos de COVID-19, las escuelas se han convertido rápidamente en el centro de la lucha política del país sobre el uso de mascarillas y la obligación de vacunarse.

Florida ha amenazado con retener los salarios de los funcionarios escolares que exigen mascarillas, una medida que ha aumentado la tensión entre el gobernador de Florida, Ron DeSantis, un republicano, y la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Lo peor del brote de COVID en Estados Unidos se concentra en el sur, incluyendo Arkansas, Florida, Luisiana, Misisipi y Texas, donde las unidades de cuidados intensivos se han visto desbordadas. Al tiempo que hace caso omiso de las recomendaciones federales sobre las mascarillas, Florida ha pedido a Washington que le ayude enviando respiradores. /Reuters

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS