Abogado abre la posibilidad de que Fiscalía de EEUU negocie con Brasil la extradición del exministro López

El abogado norteamericano Thomas Becker abrió este lunes la posibilidad de que la Fiscalía de Estados Unidos (EEUU) negocie con el Gobierno de Brasil la extradición del exministro de Defensa del gobierno transitorio, Luis Fernando López, por el caso de la compra irregular de gases lacrimógenos durante el golpe de Estado de 2019 en Bolivia.

“Es muy posible que estén en una negociación con Brasil para que el país pueda extraditar a Estados Unidos, para que él (Luis Fernando López) pueda ser procesado también”, mencionó en una entrevista con el programa “Primer Plano” de Bolivia Tv.

El jurista manifestó que se cree que la Fiscalía de Estados Unidos está en el proceso porque nombraron a “una persona de alto nivel del Ministerio de Defensa” en su investigación, en el marco de la más reciente audiencia por el caso para el extitular de Gobierno, Arturo Murillo.

“No han nombrado la persona por su nombre, pero muchos dicen que es López”, aseveró.

El 28 de mayo de este año, el fiscal William Alave informó que el Ministerio Público recibió la información de que el exministro de Defensa está en Brasil y que comenzaría a canalizar, por intermedio de la Cancillería, los mecanismos correspondientes para su retorno, con miras a que rinda cuentas por la imputación en su contra por el caso denominado “Gases lacrimógenos”-

La autoridad judicial detalló, en aquella oportunidad, que la exautoridad del gobierno de facto de Jeanine Áñez habría ingresado en enero y por vía terrestre a territorio brasileño, con el uso de un paso existente por la localidad de Corumbá.

“El Fiscal (General del Estado) tiene conocimiento de aquello, ya que analizaremos de manera inmediata, como lo hemos hecho en el caso de Murillo, y canalizaremos vía Cancillería lo que corresponda para traerlo y que responda por esta imputación”, aseveró, en una entrevista con Radio Patria Nueva.

En el caso denominado “Gases lacrimógenos” se tiene como antecedente el hecho de que el 25 de noviembre de 2019 el Ministerio de Gobierno envió una carta-contrato a la empresa brasileña Cóndor, en la cual se invita a la firma a presentar una propuesta económica para la compra de agentes químicos para la Policía Boliviana.

Al día siguiente, el 26 de noviembre, el Ministerio de Gobierno envió otra carta a la empresa Cóndor, mediante la cual hizo conocer que decidió la compra de agentes químicos a través de la empresa intermediaria Bravo Tacticals Solutions Llc. Ambas cartas llevan la firma de altos funcionarios del Ministerio de Gobierno.

Los depósitos de pago por parte del Gobierno boliviano, en específico del Ministerio de Defensa, fueron realizados a través del Banco Central de Bolivia (BCB) a una de las dos cuentas que la empresa intermediaria tiene en US Bank, la séptima institución bancaria más grande de Estados Unidos.

Según una investigación del Buró Federal de Inteligencia (FBI, por su sigla en inglés), la empresa intermediaria, ubicada en Norteamérica, tuvo ganancias de más de $us 2 millones en todo el proceso, dinero que sirvió también para pagar sobornos a los exfuncionarios bolivianos implicados en el caso. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS