Unión Europea rechaza acusaciones de ‘conspiración’ y ‘golpe de Estado’ en Bolivia

La representación de la Unión Europea (UE) rechazó las acusaciones que vinculan al organismo con un presunto “golpe de Estado” en el país.

“La Delegación de la Unión Europea, junto con las misiones diplomáticas de los Estados Miembros de la UE en Bolivia, rechaza categóricamente las acusaciones de haber participado en noviembre de 2019 en una conspiración con el objetivo de preparar un golpe de Estado”, dice una declaración emitida este jueves.

La UE es acusada por sectores vinculados al MAS de haber coadyuvado a un supuesto “golpe” en 2019 con sus observaciones al proceso electoral de entonces y haber sido facilitadora del diálogo que abordó el tema de la sucesión presidencial.

El organismo aseveró que participó de las reuniones de 2019, incluso con el Movimiento al Socialismo, con el objetivo de pacificar Bolivia.

“En noviembre de 2019, la UE, bajo el liderazgo de la Iglesia, ayudó a facilitar reuniones involucrando a actores clave de todos los partidos políticos, incluido representantes de MÁS, con un solo objetivo: ayudar a pacificar el país en tiempos de extrema tensión facilitando una plataforma para el diálogo, con el propósito de evitar más violencia y poner fin a la crisis que sacudió al país”, señala el comunicado.

El organismo agregó que con Bolivia mantiene desde hace mucho tiempo relaciones fructíferas y diversas, basadas en un dialogo bilateral sostenido.

Tras los comicios de 2019, la Unión Europea emitió un informe de observación electoral que identificó anomalías como actas con “un número inusualmente elevado de votos nulos, votos en blanco y una participación del cien por cien de los electores”; resultados discordantes en relación con mesas de sufragio adyacentes; actas donde no había resultados o no tenían las firmas de los jurados electorales; actas ilegibles; y fotografías de las actas tomadas en vez de las originales”.

“Coincidimos con las conclusiones de la OEA, eso estamos de acuerdo, pero lo importante de mirar adelante, organizar elecciones”, dijo Jorg Shreiber, delegado de la UE al momento de presentar el informe en 2019.

Asimismo, la Unión Europea fue parte de los diálogos de noviembre de 2019 que trataron la situación política debido a la renuncia de Evo Morales y reconoció a Jeanine Añez al mando interino en Bolivia. /Erbol

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS