ASP-B desmiente aceptación a la chilena EPA sobre descuento del 38% de servicios en puerto de Arica

La Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B) desmintió este miércoles enfáticamente las versiones publicadas en algunos medios de prensa que señalan que la chilena Empresa Portuaria Arica (EPA) y la concesionaria Terminal Portuaria Arica S.A. (TPA) plantearon de manera directa un acuerdo trianual con el descuento promedio del 38% para 23 servicios en el puerto de Arica y que el gerente ejecutivo de estatal boliviana, Dante Justiniano, haya aceptado estos extremos.

Indicó que el año 2019, luego de una inusual suspensión de atención en el despacho portuario, se impuso un incremento tarifario de 53% a la carga boliviana, situación que se mantiene a la fecha.

Sin embargo, ante la convocatoria de la EPA, la ASP-B ha demostrado desde el inicio, la voluntad de diálogo, constituyendo una comisión de personal técnico para que se presente en la ciudad de Arica, con el objetivo de buscar tarifas óptimas para el comercio internacional boliviano.

En inicio, la EPA comenzó proponiendo un 25% de rebaja sobre sus tarifas públicas, lo que en realidad implicaba un incremento real de 17,5% sobre el actual tarifario aplicable a la ASP-B.

Ante esa propuesta y por todos los antecedentes surgidos en los dos últimos años, la ASP-B propuso una rebaja del 53% sobre el acuerdo de tarifas vigentes, con la finalidad de promover tarifas beneficiosas para el comercio exterior boliviano, la cual fue modificada a 40% en franca muestra de voluntad de diálogo.

Asimismo, planteó la eliminación de la tarifa TSRD 436 “Recepción, Manipuleo y Traslado”, al constituirse en una multa al despacho anticipado y que además estaría en contraposición al Tratado de 1904 y convenios internacionales vigentes.

En contrapropuesta, la EPA planteó un aparente descuento de 28% en relación a las citadas tarifas públicas, que en realidad implicaba un incremento del 16,7% a la tarifa vigente, situación que dio lugar al retorno al país de la comisión técnica para informar a las autoridades de Estado.

La estatal boliviana, en el marco de la reciprocidad y espíritu fraternal, invitó a la EPA a constituirse en la ciudad de La Paz para continuar con el tratamiento tarifario y ante su negativa, el Gerente Ejecutivo de la ASP-B se dirigió a la ciudad de Arica cumpliendo las medidas de bioseguridad con el fin de reunirse en puerto con su homólogo de la EPA, a fin de generar alternativas tarifarias.

Sin embargo, debido a las restricciones sanitarias implementadas en Arica, mismas que no fueron comunicadas por la EPA a momento de requerir la presencia del Gerente Ejecutivo de ASP-B, no se concretaron las reuniones técnicas presenciales, motivo por el cual, el 30 de julio las gerencias de ambas empresas estatales, sostuvieron una reunión virtual (vía Zoom) en Arica.

En esa reunión, ante la presencia del Gerente Ejecutivo de la ASP-B en la ciudad de Arica, la EPA planteó recién una rebaja del 38% de la tarifa pública sin excluir la tarifa TSRD 436, al efecto hizo llegar una propuesta de “Acuerdo de Descuento de Tarifas”, propuesta recibida para el análisis correspondiente, ello debido a las limitaciones sanitarias chilenas, que impidieron su tratamiento de forma inmediata y personal.

La ASP-B, en coordinación con las autoridades nacionales, en contrapropuesta planteó la suscripción de un acuerdo ampliatorio por un periodo de seis meses con la finalidad de analizar y evaluar la propuesta tarifaria de manera técnica, objetiva y concreta “ítem por ítem”, sin ninguna presión ni imposición.

En este contexto, Justiniano dijo: “En honor a la verdad, la ASP-B ratifica la amplitud de diálogo para alcanzar un acuerdo que beneficie al operador del comercio exterior boliviano por el puerto de Arica, como se demostró desde un principio y no claudicará hasta alcanzar un resultado óptimo”. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS