Alemania empezará a aplicar una tercera dosis de refuerzo a partir de septiembre

Alemania comenzará el 1 de septiembre a administrar una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 a las personas mayores vulnerables, así como a quienes no hayan recibido la inyección con la tecnología del ARN mensajero, anunció este lunes el Ministerio de Salud.

Las vacunaciones de refuerzo se harán con una de las dos vacunas de ARN mensajero”, es decir, las de los laboratorios Pfizer Moderna, informó el ministerio, según el cual esta decisión es “en interés de la atención sanitaria preventiva”.

El ministerio asegura apoyarse en estudios recientes que muestran una “respuesta inmune reducida o en rápida disminución tras una vacunación completa contra el COVID-19” en ciertos colectivos, como las personas inmunodeprimidas o ancianos.

También se invitará a ponerse esta inyección adicional a los profesionales sanitarios que traten con estos colectivos.

La vacuna de refuerzo se administrará “generalmente al menos seis meses” después de la primera vacunación completa.

Además, también se recomendará de modo general a quienes hayan recibido con los fármacos de AstraZeneca Janssen que deberían ponerse una dosis suplementaria de las vacunas de ARN mensajero (Pfizer o Moderna).

Según estos dos últimos laboratorios, una dosis suplementaria asegura una protección reforzada, especialmente ante la propagación de la variante delta.

Algunos países como Israel ya han adoptado el principio de administrar una dosis de refuerzo ante el COVID-19. En otros, esta cuestión genera debate.

También suscita dudas entre grandes agencias internacionales como la OMS o el FMI, que el sábado solicitaron priorizar la vacunación completa en países menos desarrollados, donde un porcentaje muy bajo de la población está inmunizado.

 

Vacunarán a menores de 12 a 17 años

Alemania ofrecerá de manera masiva la vacunación contra el coronavirus a menores de 12 a 17 años. La reunión entre el ministro de Sanidad, Jens Spahn, y sus colegas de los “Länder” -estados federados- terminó con este acuerdo, por unanimidad, cuyo propósito es acelerar la campaña de vacunación para hacer frente a una tercera ola.

El acuerdo entre el Gobierno federal y los poderes regionales se materializó en una conferencia virtual entre los responsables de Sanidad, después de que se hubieran producido sucesivos pronunciamientos en esa dirección.

La vacuna tiene menos riesgos de lo que muchos aseguran. Se trata además de una oferta y no de una obligación”, había afirmado el alcalde-gobernador de Berlín, Michael Müller, en declaraciones a la televisión pública alemana ZDF.

Müller dijo que si se miran las cifras se ve que es necesario impulsar la vacunación entre los jóvenes, puesto que hay una incidencia especialmente alta entre ellos.

En Alemania un 52,3% de la población ha recibido la pauta completa de la vacuna contra el coronavirus y un 61,7% al menos una dosis. Entre los adolescentes, sin embargo, solo están vacunados un 20%.

Spahn advirtió hoy, sin embargo, que el número de personas que están recibiendo ahora la primera dosis ha bajado a niveles del pasado febrero. Este estancamiento o desinterés de la población aún no inmunizada preocupa a las autoridades sanitarias y expertos del país, que alertan del peligro de una tercera ola.

El acuerdo del estamento político se produce sin que haya una recomendación expresa de la Comisión Permanente de Vacunación (Stiko) para vacunar a los menores de 18 años por considerar que el riesgo de enfermedad gravemente de coronavirus en esa edad es escaso.

Según el plan acordado entre el ministro de Sanidad y sus colegas de los “Länder”, la vacunación a los menores se ofrecerá tanto en centros de vacunación como por parte de médicos de cabecera, siempre con el correspondiente asesoramiento a los padres por parte del personal sanitario. /Afp

spot_img

Artículos Relacionados