Gobernador de Tarija se muestra contento por su gestión y ultima detalles para la transición

El gobernador de Tarija, Adrián Oliva, se encuentra ultimando detalles para la transición pues el 3 de mayo ya hace la entrega oficial de la institución departamental al nuevo gobernador, Oscar Montes. Si bien, asegura que el problema de Tarija es estructural y requiere de mucho trabajo para poder solucionar, se encuentra contento por lo logrado en su gestión.

«Los días de la Elección esto ha pasado, ya estoy reestablecido, estoy tranquilo, más contento, me siento además en paz porque hemos trabajando en cumplir con lo que estaba a nuestro alcance en las medidas de nuestras posibilidades con aquello que a nuestro saber y entender nos dictaba y ahora a mirar adelante», ha mencionado.

Además, ha referido que aún se encuentra delicado de salud a consecuencias del coronavirus situación que lo llevó a reflexionar sobre la importancia de su familia.  

«Yo estoy muy delicado de salud y créanme que después de esto, siento que las cosas tienen otro significado, cuando uno esta muy enfermo se da cuenta del valor de muchas cosas y eso a uno lo ayuda a reflexionar, estoy más tranquilo porque tengo una nueva oportunidad y lo que viene por delante en lo individual, en lo familiar tiene que ser siempre para bien», ha recalcado.

Además, ha recalcado que poder solucionar los problemas de Tarija no es cuestión de tiempo sino es un cambio estructural y mucho apoyo del Gobierno Nacional, situación que complicó mucho en sus años de gestión.

«El 3 de mayo entregamos la Gobernación, esta definido así según el proceso de transición y seguramente esta será la última semana de trabajo. Yo creo que no solo era el problema de tiempo sino que lo más importante era enfrentar el problema económico del departamento pero quiero decir que el problema de Tarija es estructural así que no necesariamente es suficiente el tiempo».

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS