Alcalde sospecha que acuerdo entre LPL y alcalde electo impide recoger basura

El alcalde Luis Revilla sospecha que existe un acuerdo entre la empresa La Paz Limpia (LPL) y el alcalde electo Iván Arias para perjudicarlo en el cierre de su gestión y que el conflicto de la basura continúe hasta cuando asuma el sucesor.

«No es casual que al día siguiente que el nuevo alcalde se ha reunido con ellos, han iniciado estas medidas tan drásticas de presión», declaró según una nota de prensa oficial.

Dijo que este domingo, a fin de restablecer el servicio, plantearon otra oferta de pago que fue rechazada por los trabajadores y la empresa que mantienen el bloqueo al relleno sanitario en Sak’a Churu por tres meses de retraso.

Explicó que el Sistema de Regulación Municipal (Siremu) elabora un plan de contingencia para restablecer el recojo de basura, pero hay el problema de acceso al vertedero.

«Quieren el pago total. Nos piden algo que no se puede hacer. Previsiblemente vamos estar con la basura en las calles unos días hasta que llegue la nueva autoridad», dijo al precisar que la deuda llega a un poco más de Bs 50 millones.

Considera que hay una intencionalidad política para perjudicarlo porque los trabajadores saben que el retraso de dos meses es recurrente debido a que ese tiempo se elabora la planilla de sueldos.

La Paz ingresa al quinto día de paro de los trabajadores de limpieza urbana, mientras calles se inunda de desechos sólidos alrededor de los contenedores de basura instalados por la empresa.

El alcalde recordó además que el municipio paceño, al igual que otros de Bolivia, atraviesan una crisis financiera por efecto de la emergencia sanitaria por el coronavirus./ERBOL

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS