Deudas y con amenaza de cierre, Observatorio cumple 37 años al servicio de Tarija

La astronomía es una de las ciencias más conocidas por el público gracias a su enorme impacto visual, es una fuerza que enriquece la cultura de cualquier sociedad con la razón y la verdad básica, recordándonos dos cosas: que el Universo es aparentemente infinito y por ende nosotros somos casi insignificantes y que la vida es rara y preciosa, un hogar como el nuestro y único como es la Tierra no aparece a menudo.

La astronomía es una disciplina que abre nuestra mente, nos da un contexto físico en el Universo y reformula nuestra visión del mundo, su importancia no reside sólo en que se ocupe principalmente del estudio de los cuerpos celestes del Universo, sino que es algo que está ligado desde la antigüedad al ser humano y a todas las civilizaciones.

Tal vez el aspecto más importante de la astronomía, es su naturaleza que la convierte en el vehículo perfecto para inculcar en la niñez y juventud la ciencia. Es un hecho probado que la enseñanza de la astronomía es de gran valor y que los estudiantes que participan en actividades de educación relacionadas con la astronomía son más propensos a seguir carreras en ciencia y tecnología. Muchos de los líderes científicos actuales reconocen que lo son porque en su niñez vieron el cielo o fueron a un planetario y pronto aprendieron que la astronomía comprende un rango muy amplio de las ciencias matemáticas, física, química, geología, biología, ingeniería y sistemas.

Muchos científicos profesionales en estos y en otros campos se interesaron inicialmente en su profesión a través de la astronomía. Es sorprendente que estos conceptos tan evidentes estén ausentes en nuestro medio y esto se debe a que nuestros políticos y autoridades superiores ignoran la importancia de la divulgación científica entre la población, no crean infraestructura de divulgación científica, museos de ciencias, parques interactivos etc., y menos apoyar a los existentes como lo son el Observatorio Astronómico y Planetario de Tarija.

37 ANIVERSARIO

El Observatorio Astronómico, único de su tipo en Bolivia que cuenta con apoyo técnico de Rusia y realiza investigación conjunta y que recibió en calidad de donación del Japón el planetario GOTO GS, el cual cumple un valioso aporte al conocimiento y divulgación de la astronomía.

Tras 37 años de fructífero trabajo científico, cultural y turístico se ahoga. Se tiene un prepuesto aprobado para la presente gestión en la Gobernación de Tarija, para mantener en plena operación sus telescopios, planetario y cumplir con sus tareas de difusión de la ciencias y aportar al turismo, pero la gobernación y sus autoridades no cumplen con la trasferencia de estos recursos y por lo tanto por la iliquidez que tiene el Observatorio arrastra deudas que harán imposible su buen funcionamiento lo que podría provocar su cierre.

PUBLICIDAD

Es necesario recordar que el Observatorio Astronómico se instaló en Tarija gracias a la cooperación del Observatorio de Pulkovo de la Academia de Ciencias de la URSS, esta cooperación duró hasta 1990, año en que por motivos de la Perestroika la URSS desapareció, para evitar el cierre del Observatorio se consiguió apoyo de la desaparecida CODETAR (Corporación de Desarrollo de Tarija), entonces el diputado Arturo Liebers logró que se promulgue la Ley No 1443, que declara al Observatorio “Nacional” en 1993 y determina que el Tesoro General de la Nación proporcione recursos mínimos para funcionamiento. Esta obligación posteriormente fue transferida a la Prefectura y ahora a la Gobernación de Tarija, pero conseguir recursos ha sido toda una odisea, en algunas oportunidades había que recurrir a presiones como paros y huelgas de hambre.

El año 2012 se logró un acuerdo para que la Gobernación transfiera los recursos económicos a la UAJMS, con el objetivo de que administre el funcionamiento y mantenimiento del Observatorio Astronómico, parecería que esta era la mejor solución, pero al pasar los años se experimenta que conseguir esos recursos tienen muchas dificultades y por otra parte es de lamentar que la Universidad no aporta con recursos económicos al Observatorio a pesar que en su plan estratégico contempla áreas de Ciencia, Investigación, Interacción social y Extensión Universitaria áreas en los cuales está involucrado nuestro Observatorio.

En la gestión 2016 no transfirieron ni un centavo, la gestión 2020 no ha sido diferente apenas se transfirieron el 30 % de lo presupuestado y en la presente gestión que ya estamos en abril, la situación empeora a pesar de las gestiones ante la Gobernación, no se consiguen esos recursos por lo que la situación del Observatorio es delicada con el peligro de tener que cerrarlo, de tal manera privar a Tarija de contar con el único Observatorio Astronómico y Planetario del país, en consecuencia se tendría que devolver los equipos a los países que nos proporcionaron o acomodarlos en otros departamentos donde reciban mejor atención.

LA PANDEMIA Y LAS ACTIVIDADES ASTRONÓMICAS

Debido a la Pandemia y las consiguientes restricciones a reuniones masivas, así como para precautelar la salud del personal técnico del Observatorio Astronómico Nacional, se suspendieron la atención de visitas desde el 19 de marzo de 2020. Las actividades de enseñanza y difusión de la Astronomía se llevaron a cabo a través de múltiples actividades virtuales, manteniendo su compromiso de comunicación por mantener contacto con el público mediante su boletín mensual Astroinformación e informando a la población en general sobre los últimos hallazgos astronómicos, tanto propios como del resto del mundo. En lo que se refiere a las observaciones e investigaciones con fines científicos, en principio se detuvieron temporalmente en vista que el personal técnico no podía llegar a las instalaciones debido a la prohibición de circulación, por lo que, se tuvo que adecuar los equipos para llevar a cabo las observaciones a control remoto, esto fue posible gracias a las nueva tecnologías y medios con los que cuenta actualmente el Observatorio. La seguridad de las instalaciones estuvo a cargo del personal que vive en los alrededores por turnos hasta el 13 de julio de 2020 cuando volvimos a la actividad laboral presencial, reiniciando nuestras actividades programadas a excepción de atención al público.

La Pandemia no logró paralizar las actividades del Observatorio, pero la falta de recursos económicos pueden provocar la paralización de estas y su cierre definitivo.

La Dirección y el personal del Observatorio Astronómico Nacional, hacen un llamado a las autoridades correspondientes, para que pongan más atención en la única institución de investigación astronómica de Bolivia, referente Científico, Cultural y Turístico de Tarija… Sin recursos se avizora su cierre lo que se traduce en un bajón para la ciencia, cultura y turismo tarijeños.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS