Comienza el cierre de fronteras con Brasil para contener nuevos casos de COVID-19

Desde las 00.00 de este viernes, y por un lapso de siete días, comenzó el cierre de las fronteras con Brasil. La medida fue dispuesta por el Gobierno como medida de prevención para frenar la propagación del COVID-19 y en especial de la nueva variante.

De acuerdo a lo dispuesto por el gabinete ministerial, la frontera con el vecino país se abrirá por tres horas al día. Todas las personas que pretendan ingresar al país, deberán mostrar el certificado negativo de una prueba PCR.

Los municipios donde se cumplirá la medida es en Guayaramerín, Riberalta, en el departamento del Beni; Puerto Suárez, San Matías y Puerto Quijarro, en Santa Cruz; y Cobija, en Pando.

Efectivos de la Policía y Fuerzas Armadas, en coordinación con autoridades regionales, se encargarán de los controles en esas regiones fronterizas.

El Gobierno dispuso el cierre ante el incremento de contagios y decesos que atraviesa Brasil por el virus y la nueva variante que, según reportan expertos en epidemiología, es mucho más agresiva.

No se descarta que, tras concluir los siete días, se pueda ampliar la medida e incluso, podría extenderse a otros países en caso de que la situación –con base en informes de Salud– así lo determine.

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, afirmó que quienes pretendan ingresar a Bolivia desde Brasil, mayores a los 5 años, deberán presentar un certificado PCR negativo y cumplir un aislamiento por 10 días. /Erbol

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS