Cancillería califica de desafortunado el comunicado de EEUU sobre Bolivia

La Cancillería del Estado difundió un comunicado expresando su preocupación por las declaraciones del Secretario de Estado, Antony J. Blinken, en torno a los supuestos “signos de comportamiento antidemocrático y la politización del sistema legal en Bolivia, a la luz del reciente arresto y encarcelamiento preventivo de ex funcionarios del gobierno interino”.

Blinken observa “signos de comportamiento antidemocrático y la politización del sistema legal en Bolivia a la luz del reciente arresto y encarcelamiento preventivo de ex funcionarios del gobierno interino”.

El comunicado boliviano sostuvo que ese tipo de pronunciamientos son una desafortunada muestra de injerencia en asuntos internos, no contribuyen a desarrollar una relación de mutuo respeto entre nuestros Estados, no responde a información objetiva y atentan precisamente contra la institucionalidad que pretenden defender.

Recordó que, tras la ruptura del orden constitucional, el Estado recuperó la democracia con la asunción del presidente Luis Arce Catacora, reponiéndose la plena vigencia de los derechos y garantías constitucionales y los derechos humanos.

Señala que lo dicho por Blinken transgrede el principio de no injerencia del Convenio Marco suscrito entre ambos países por el que acuerda “el deber de abstenerse de intervenir en asuntos internos de otro Estado”.

A tiempo de pedir cumplimiento a las obligaciones asumidas, reitera su predisposición para mantener y fortalecer sus relaciones de amistad con toda la comunidad internacional, con base al respeto a su soberanía y autodeterminación.

Sin embargo, José Miguel Vivanco, director ejecutivo del Human Rights Watch para las Américas, calificó de importante la declaración del Secretario de Estado, y pidió que exista justicia por violaciones de DDHH, incluyendo las masacres. Ratificó que el proceso contra la expresidenta Jeanine Añez  viola garantías de debido proceso./Erbol

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS