Richter advierte una ofensiva de quienes buscan impunidad con relato contrario al golpe del Estado

El vocero Presidencial, Jorge Richter, sostuvo que en el país existe una ofensiva, en redes sociales digitales y en otros medios, de quienes buscan deslindar responsabilidad sobre hechos violentos y la vulneración de derechos humanos de noviembre de 2019. Aseguró que sectores críticos al Gobierno nacional insisten en difundir un relato tergiversado contra todos quienes aseveran que existió un golpe de Estado.

“Hoy, estamos viviendo en el país una agresión y una ofensiva a todos aquellos que creemos o desarrollamos un pensamiento específico respecto a lo que sucedió en aquellas jornadas de noviembre 2019 y que nos alejamos definitivamente del relato oficial que circula a través de medios de quienes son los constructores de estos relatos o que están asociados a ellos, y no sólo sus medios, sino también de sus redes”, dijo Richter mediante una transmisión en su página personal de la red social de Facebook.

Hizo alusión al caso luego de que se difundieran en redes sociales y algunos medios de comunicación declaraciones editadas de su persona y descontextualizadas en relación a su opinión sobre los hechos de 2019.

“Están buscando acallar a través de asociaciones negativas para tratar de denigrar a la persona, degradar o diluir cualquier prestigio o reconocimiento que se pueda tener en la sociedad”, sostuvo.

Explicó que estas acciones contrarias en las redes sociales de quienes estuvieron comprometidos en aquellos hechos de violencia tienen el objetivo de desordenar el debate y de restar credibilidad a las personas.

“Es importante para nosotros contraponer nuestra palabra al relato de las mentiras y de las ficciones que crearon y que insisten en crear en torno a noviembre 2019 con el único objetivo de buscar impunidad y cerrar aquel capítulo como si hubiese constituido solamente un hecho anecdótico, evento de inestabilidad política en un determinado momento de la construcción de la democracia en Bolivia”, aseveró.

Dos días después de que el entonces presidente Evo Morales renunciara y denunciara un golpe de Estado, Jeanine Áñez se proclamó, el 12 de noviembre de 2019, Presidenta del Estado Plurinacional del Estado. En su régimen, sucedieron hechos de violencia en varias regiones del país, por ejemplo, en Senkata de El Alto y Sacaba de Cochabamba. Asimismo, persecución política.

Luego de esos hechos, el 18 de octubre de 2020, los bolivianos acudieron a las urnas. Esa jornada, Luis Arce ganó con el 55,11% de los votos válidos como candidato del MAS. Ese resultado dio fin al régimen de Áñez un año después de que Evo Morales, líder del Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos, denunciara el golpe de Estado.

Actualmente, la expresidenta Jeanine Áñez, el exministro de Energía, Rodrigo Guzmán, y el exministro de Justicia y Transparencia Institucional, Álvaro Coímbra, son procesados y están detenidos de manera preventiva en La Paz por la presunta comisión de los delitos de sedición, conspiración y terrorismo en 2019.

Jorge Richter asegura que la ofensiva en redes sociales digitales y en otros medios intenta desconocer la convicción democrática del pueblo boliviano expresada en las urnas y del Movimiento Al Socialismo como propuesta política que en 2019 fue degradada desde la corporación política y mediática empresarial.

“Están intentando anular, extinguir, diluir lo que significaron aquellas jornadas que constituyeron un golpe de Estado, una interrupción de la institucionalidad en Bolivia”, advirtió. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS