Gobierno presenta decreto que incentiva la generación de electricidad amigable con el medio ambiente

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, presentó este jueves el Decreto Supremo de Generación Distribuida que incentiva a los bolivianos a ser actores en la generación de electricidad de fuentes amigables con el medio ambiente.

En una conferencia de prensa que ofreció en la Casa Grande del Pueblo, localizada en la ciudad de La Paz, el titular de esta cartera de Estado informó que con esta normativa Bolivia da un paso importante en el sector energético.

“Presentar al pueblo boliviano un decreto que abre un nuevo capítulo en la gestión energética del país. Con la incorporación, retribución de la generación distribuida, los bolivianos comenzaremos a ser actores activos de la generación de electricidad de fuentes amigables con el medio ambiente”, dijo el titular de Hidrocarburos y Energías.

En esa línea, explicó que, con esta medida, quienes quieran utilizar su propio sistema de generación de electricidad, como por ejemplo un panel solar en su vivienda, podrán combinarlo con la red de distribución local. Es decir que, podrán generar su propia energía para cubrir su demanda.

Por otra parte, si su sistema de panel fotovoltaico genera más de la potencia que requiere su vivienda, podrá inyectar el excedente a la red de distribución local y percibir ingresos por la energía generada.

“Esta es una medida que combina el compromiso del Gobierno con la reactivación económica del país y con la diversificación de las fuentes de generación de electricidad, esta vez involucrando a la población en la cadena de la industria eléctrica y el aprovechamiento de fuentes alternativas”, sostuvo.

Enfatizó que la finalidad de este decreto supremo lograr impacto económico y medioambiental, tomando en cuenta que Bolivia se encuentra en una etapa de transición energética con proyectos renovables, como por ejemplo las plantas solares y eólicas construidas y en ejecución.

“Gracias a las fuertes inversiones que se realiza en el sector eléctrico, ahora vamos un poco más allá, proponemos involucrar al principal actor de la industria eléctrica, al consumidor de electricidad, a las familias que, a partir de este decreto, pueden ser consumidoras y productoras con el aprovechamiento de tecnologías que están al alcance de todos”, señaló.

Indicó que en Bolivia existen algunas experiencias de generación distribuida que se pueden ver por ejemplo en el edificio de Aasana en Viru Viru (Santa Cruz), en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) en La Paz o en el edificio de la empresa ENDE Transmisión en Cochabamba.

“Si bien son emprendimientos en pequeña escala, conforme vayan surgiendo iniciativas similares el aporte con el tiempo será cada vez más importante de este tipo de proyectos”, resaltó el Ministro de Hidrocarburos y Energías.

Agregó que en el primer año de aplicación de esta medida se espera la reactivación económica de 400 pequeñas y medianas empresas dedicadas a la instalación de sistemas fotovoltaicos, además de generar alrededor de 1.300 empleos directos e indirectos hasta llegar a más de 3.000. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS