FUTURAS AUTORIDADES YA NO HAY TIEMPO QUE PERDER

El turismo es uno de los sectores económicos más dinámicos del mundo por la generación de empleo, el aporte en divisas y contribución al desarrollo regional.

 

Tarija toda, ni duda cabe se podría consolidar muy fácilmente como una región turística por excelencia, dado el atractivo de sus recursos naturales y no naturales, la diversidad de su clima y la hospitalidad de su población.

 

En varios sitios de internet: “La Organización Mundial del Turismo (OMT) define el turismo como el conjunto de actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos a su entorno habitual por un periodo de tiempo inferior a un año, con fines de ocio u otros motivos no relacionados con el ejercicio de una actividad remunerada en el lugar visitado”.

 

Esta actividad se ha constituido en sector clave en muchas regiones del orbe, gracias a su capacidad para generar múltiples beneficios que potencializan el desarrollo económico y el impulso de la modernización. Múltiples beneficios como generación de divisas, la creación de oportunidades de empleos, la redistribución del ingreso ya que utiliza mano de obra con bajos estándares de calificación, la construcción de infraestructura, ingresos para el Estado en impuestos, el aprovechamiento de las dotaciones propias de recursos de las regiones y la difusión de un efecto multiplicador sobre el resto de la economía.

 

El turismo aporta en la preservación del medio ambiente y la cultura porque el turista al valorar estos factores ayuda en la preservación del mismo, y contribuye enormemente al volver rentable la conservación, el mantenimiento y recuperación de los valores y costumbres regionales.

 

Tarija, es sin duda alguna, una ciudad turística con condiciones naturales privilegiadas. Las futuras autoridades elegidas en las subnacionales del venidero domingo 7 de marzo, deben entender que la única industria con verdadero futuro está en este sector económico, con una expectativa de desarrollo palpable, único e irreversible, pese a que en sus planes de gobierno el tema turismo esta muy de pasada, fue un ‘copy paste’ o incluso hasta se la obvio.

 

Con un plan de acción firme, constante y realizable en el tiempo debe Tarija en su conjunto convertirse en el polo turístico del sur de Bolivia. Es imprescindible el fortalecimiento institucional necesario para el desarrollo de esta actividad, el establecimiento de una oferta turística competitiva, la formación del recurso humano y lo más importante la consolidación de un sistema de información turística que permita formular políticas de gobierno constantes y realizables.

 

Futuras autoridades, aquí ya no hay tiempo que perder, la riqueza del gas se cuasi agotó, la pandemia del COVID-19 destrozó nuestra economía local, llego la hora de enfocar todos los esfuerzos posibles en un turismo con desarrollo planificado, constante y definitivo en las condiciones que mejor se adapten a nuestro departamento.

 

 

por: Julio Vaca Guzmán del Carpio / fundador de lavozdetarija.bo

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS