Fuerte caída de los contagios de coronavirus en el Reino Unido tras superar los 10 millones de vacunados

El gobierno británico considera que lo peor de la tercera ola de la pandemia de COVID-19 ha llegado a su fin. Las cifras de los últimos siete días parecen confirmarlo con un 25,1% de menos casos positivos de contagio, un 22% de descenso en las hospitalizaciones y un 13,4% menos de decesos que la semana inmediatamente anterior.

El Reino Unido alcanzó el 8 de enero el pico de contagios desde el comienzo de la pandemia: 68.192 nuevos casos en un solo día. Era más del doble del pico de la segunda ola (33.517 en noviembre) y 13 veces más que el máximo de la primera (5.486 en abril). El promedio de los últimos siete días cayó a 22.476 infecciones por jornada, la tercera parte que hace tres semanas.

La baja de la mortalidad es más reciente, pero también es cada vez más palpable. Del máximo desde el inicio del brote, que fueron 1.826 decesos el 20 de enero —que superó holgadamente el récord de abril (1.224)— se pasó a un promedio de 1.066 en los últimos siete días.

Es probable que mucho tenga que ver con este descenso que el Reino Unido superó los diez millones de vacunados con una primera dosis, y los 500.000 con las dos dosis. El promedio de vacunación supera ya el medio millón de personas diarias.

El archipiélago es el tercer país del mundo en tasa de inoculación: el 15% de su población recibió al menos una dosis, un porcentaje superado sólo por Israel (60,14%) y Emiratos Árabes Unidos (36%).

Todo indica que se logrará el objetivo de vacunar a 15 millones de personas de los 4 grupos más vulnerables de aquí a mediados de febrero. Además, la farmacéutica AstraZeneca, que produce la vacuna desarrollada por la universidad de Oxford, ha afirmado en las últimas horas que su vacuna reduce la transmisión de contagios por encima del 65%, de acuerdo con resultados de una investigación preliminar de científicos de esa institución.

El estudio mostró el potencial de la vacuna para reducir la transmisión asintomática del virus, según los hisopados semanales obtenidos de voluntarios en el ensayo del Reino Unido. Los datos mostraron que las lecturas de PCR positivas se redujeron en un 67% (IC: 49%, 78%) después de una dosis única y en un 50% (IC: 38% a 59%) después del régimen de dos dosis, lo que respalda un impacto sustancial en la transmisión. del virus.

Mene Pangalos, Vicepresidente Ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Biofarmacéuticos, declaró: “Este análisis primario reconfirma que esta vacuna previene enfermedades graves y mantiene a las personas fuera del hospital. Además, extender el intervalo de dosificación no solo aumenta la eficacia de la vacuna, sino que permite que más sujetos se vacunen por adelantado. Junto con los nuevos hallazgos sobre la reducción de la transmisión, creemos que esta vacuna tendrá un impacto real en la pandemia “.

Aunque aún faltan datos y revisión del estudio por parte de otros científicos, estas noticias representan un halo de esperanza para quienes residen en Reino Unido. Eso sí, queda por esperar qué tanta protección ofrecen las vacunas disponibles contra las nuevas cepas de coronavirus que han aparecido en este país, o que han llegado de otras naciones como Sudáfrica, e incluso Brasil. /Rfi

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS