Fundado el 21 de Diciembre de 2016

lunes, 24 / enero / 2022

Sistema juridico no contempla a inimputables detenidos en el penal de Morros Blancos de Tarija

Encierro perpetuo o peligrosidad social son expresiones que remiten a tiempos pretéritos al hablar de enfermedad mental. Y, sin embargo, no hacen referencia al pasado, sino al futuro.
En varios casos la vida real supera a la imaginación, develando una profunda crisis o peor, la falta del servicio médico público especializado en favor de los enfermos mentales, inimputables en nuestra ciudad. Para colmo, jueces y fiscales, a pesar de conocer tal padecimiento, ordenan la detención preventiva o sentencias en el penal de Morros Blancos de Tarija.
Informes dan cuenta de los problemas que enfrentan quienes cometen delitos y padecen enfermedades mentales: terminan en prisión por la falta de cupos en recintos psiquiátricos.
En ello el abogado, Romeld Arnez Villca, ha mencionado qué como miembro de un grupo de profesionales en psicología y psiquiatría forense de Tarija, se encuentran realizando investigaciones sobre el tema, ya que, al contar con formación en materia psicológica y jurídica, a la luz de las ciencias forenses el tema nace del encuentro de las dos ciencias desde la dinámica social.
“Se ha identificado dentro del penal de Moros Blancos de Tarija a personas que están cumpliendo sanción o penas, las cuales tienen criterios o grados de inimputabilidad y semi- imputabilidad y ese es el tema que preocupa a la sociedad”, ha añadido.
Explicó que varias personas que se encuentran dentro del penal de Morros Blancos no tienen la suficiente capacidad de entender la antijuridicidad de sus hechos, pues las normas o leyes a partir del Código Civil en su Art 4, indica los parámetros de la capacidad de obrar de los mayores de edad, siendo toda aquella persona que es responsable las consecuencias de sus actos.
Romeld Arnez puntualiza que “En materia Penal se llama imputabilidad, a la capacidad de recibir penas por tus actos ilícitos, ya que el Estado retribuye los delitos con penas, privación de libertad con la finalidad de readaptación, sin embargo la imputabilidad  tiene una excepción que  en términos jurídicos se denomina  Ini-mputabilidad o semi-imputabilidad, donde la persona que sufre enfermedad mental, grave perturbación de la conciencia o insuficiencia de la inteligencia, no es responsable de sus actos, y no tendría que recibir una pena sino ser internado en un centro psiquiátrico especializado, ya que los padecimientos mentales no le permiten discriminar entre el bien y el mal, no comprende las consecuencias jurídicas de sus actos, de forma absoluta (ini-mputable )o parcial (semi.imputable), , por lo tanto si fuera o hubiese cometido un delito no tuviera que estar en el penal de Morros Blancos”, ha explicado.
Asimismo, ha hecho conocer que desde el derecho comparado existe una estandarización sustantiva al respecto, que el código penal indica en su Art 17 los criterios de inimputabilidad y es cuando la persona no puedes ser sujeto de pena, está incapacitado totalmente para poder recibir una pena de privación de libertad en un centro penitenciario, generalmente ellos quedan bajo responsabilidad de familiares o tutores.
Mientras tanto semi-imputable de acuerdo al Art 18 del código Penal es un grado menor de la inimputabilidad, donde la persona no es totalmente afectado en la salud mental y perturbado en la conciencia, sin embargo, el entendimiento o razonamiento ha sido disminuido por elementos factores que no son propios a la voluntad, lo cual hace procedente que pueda ser internado en centros especializados, por lapso determinado como medida de seguridad preventiva para precautelar el bien de la sociedad, además de readaptarse y seguir un tratamiento, “eso lo indica el artículo 79 de Código Penal y deben considerado por todo operador de justicia”.
“Un ejemplo es la de las personas que padecen psicosis crónica, paranoia, alucinaciones crónicas, existe muchas categorías psiquiátricas que ingresan en el tipo de inimputabilidad y semi- imputablidad, desde el punto de vista jurídico el artículo 79 del Código Penal, indica que sin la persona no se encuentra totalmente afectada de su conciencia, razonamiento al momento de materializar el hecho, esta persona tampoco debería ser llevada a un centro penitenciario”, ha aseverado.
La normativa penal menciona que los operadores de justicia deben tomar en cuenta como medidas atenuantes, estas características, puesto que está dispuesto en el artículo 39 del Código Penal y ver un internamiento en institución adecuada conforme el artículo 80, donde indica que se debe hacer realidad el internamiento de inimputables y semi- imputables.
“Existe una serie de sanciones en el artículo 26 de C.P., que no siempre es la privación de libertad, en ese sentido debemos llamar a la reflexión, puesto que luego de una investigación se conoce que dentro del penal de Morros Blancos existen personas que son inimputables y semi- imputables”, añadió.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS