Fundado el 21 de Diciembre de 2016

sábado, 21 / mayo / 2022

Tarija, un departamento donde los extranjeros eligen quedarse

La cultura, la fiesta, la gastronomía, los paisajes y la amabilidad de sus habitantes hacen que muchos extranjeros adopten el departamento de Tarija como su nuevo hogar. Los visitantes frecuentemente alargan su estadía más de lo esperado, y, en otros casos, la posibilidad de quedarse a vivir, resulta su mejor opción.

“Tarija la linda” o la “Ciudad de las flores”, como la denominan acoge a al menos 2.500 mil extranjeros.

De acuerdo al decreto supremo 2965, la Dirección de Migraciones realizó el censo de extranjeros que duró aproximadamente un año y que culminó en los pasados meses donde registraron a más de 2. 500 personas de diferentes nacionalidades en Tarija.

Sobre las ocupaciones, una gran parte son pastores de iglesias que llegan con sus respectivas familias.

El censo tenía como finalidad registrar a todo ciudadano extranjero que vive dentro del departamento de Tarija de manera gratuita, para que no pague ninguna multa en caso de que sus documentos presenten alguna irregularidad.

Los menonitas no estarían incluidos entre los extranjeros por esta situación.

PUBLICIDAD

¿Cómo es que decidieron iniciar una nueva vida en Tarija?, se consultó a diferentes personas extranjeras que ya cuentan con su nacionalidad o residencia boliviana, por ello, uno de ellos comenta que ante la falta de trabajo se vio obligado a dejar su país que es Cuba.

Otra entrevistada manifiesta que tomó la decisión por su hija, para que no sufra la escasez de alimentos, porque en ese tiempo en la Argentina era difícil vivir, recordando tiempos del famoso cacerolazo.

“Uno encuentra las razones para irse cuando tiene un niño y es ahí cuando tienes que tomar la decisión, un niño hace que te replantees tu vida”, aseguró Martha Cáceres, nacida en Tartagal- Argentina.

Todos los entrevistados coincidieron en que para ellos, vivir en sus países donde nació, en los últimos años, fue algo complicado.

Recuerdan, con tristeza que dejaron todo en sus ciudades, amigos, familiares; sin embargo, luego manifiestan que fue por tener una vida mejor para ellos.

“Queríamos comenzar de nuevo, por la familia”, dice Ángel Mendoza. En septiembre del año pasado, su familia buscaba tranquilidad y un cambio de vida; teniendo dos hijos pequeños es lo que se desea, por ello en Tarija encontré todo eso”, ha añadido, Pablo Quiroga, abogado de profesión, quien vive desde el año 2000 en esta ciudad.

Pablo es abogado ahora, salió de la Universidad Juan Misael Saracho y cuenta que llegó a Bolivia con la idea de trabajar en una panadería o en alguna churrasquería, porque para ello había mucho trabajo.

Si bien comenta que hacer un negocio para alguien que nunca hizo algo así conlleva riesgos y nervios, el negocio familiar que emprendió tuvo suerte.

“Nos han hecho sentir como en casa. La gente ha sido muy linda, y por suerte conseguimos esa tranquilidad y paz que tanto hemos buscado”, ha mencionado con alegría en su cara, al verse el argentino, ahora realizado.

Sin embargo, en la Dirección de Migraciones en Tarija, existen personas que se acercan a pedir documentación para lograr la nacionalidad boliviana.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS