Fundado el 21 de Diciembre de 2016

jueves, 19 / mayo / 2022

Guerra sucia, el antecedente más cercano es la elección de 2002, cuando Goni y Mesa usaron ese método

El candidato presidencial por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, argumenta ser víctima de una «guerra sucia», cada vez que se niega a responder por los pagos que supuestamente recibió en 2002, para ser candidato vicepresidencial de Gonzalo Sánchez de Lozada.

No obstante, el antecedente más notorio de la aplicación de ese método de desprestigio del adversario político, se encuentra precisamente en la campaña electoral que Mesa y Sánchez de Lozada protagonizaron en 2002 con la participación de asesores estadounidenses de la empresa Greenberg Research.

En esa disputa electoral, la campaña del MNR, ejecutó acciones de «guerra sucia» en contra del también candidato neoliberal por Nueva Fuerza Republicana (NFR), Manfred Reyes Villa.

El documental «Our Brand is Crisis (nuestra marca es la crisis, en español)», revela que la empresa Greenberg Research, detectó 100 días antes de la elección que el candidato por el MAS, Evo Morales y Reyes Villa, personificaban la necesidad de cambio en los electores.

Los consultores obtenían esa percepción a través de encuestas y grupos focales y llegaron incluso a preparar preguntas y respuestas para un eventual debate entre Morales y Sánchez de Lozada.

En el minuto 20 del filme, se observa a un consultor estadounidense que anuncia a Sánchez de Lozada: «Tenemos que hacer campañas negativas contra él«, en alusión a Reyes Villa quien mantenía el primer lugar en las mediciones de intención de voto.

«Debemos convertirlo de candidato limpio a candidato sucio«, sentencia el asesor, mientras Sánchez de Lozada asiente.

La estrategia de desprestigio fue definida al comprobar que el binomio de Sánchez de Lozada y Carlos de Mesa, no lograba conquistar al electorado que rechazaba los efectos económicos de desempleo y crisis causados por la «capitalización» del primer gobierno de Goni.

Mesa participó de todo el proceso de planificación y ejecución de la campaña dirigida por Greenberg Research. Desde el minuto 7 de la película, se puede observar al actual candidato por CC y a Mauricio Balcázar, ex ministro de Comunicación, reunidos con Rosner, Sánchez de Lozada y operadores políticos que planifican la campaña «Goni-Mesa».

Balcázar denunció recientemente que De Mesa recibió $us 1. 200. 000 a cambio de la candidatura a vicepresidente y desafió al actual postulante presidencial, a desmentirlo.

Mesa calificó como personaje «nefasto» a Balcázar, pero se negó a aclarar si recibió el dinero. /Abi

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS