Giro de Italia: Richard Carapaz finalizó sexto en la etapa reina y se afianza como líder en la general

Al finalizar la Etapa 16 del Giro de Italia, el ecuatoriano Richard Carapaz (Movistar Team) mantuvo por segunda prueba consecutiva la ‘Maglia’ rosa que lo reconoce como líder de la clasificación general. El ciclista oriundo de Tulcán cruzó la meta en el sexto lugar y reforzó el liderazgo a falta de cinco jornadas para el final.

Caparaz, de 25 años, se afianzo en la cima de la tabla acumulada tras una exhibición junto al español Mikel Landa en el Mortirolo, donde el equipo Movistar y el italiano Vincenzo Nibali sumaron fuerzas para someter al esloveno Primoz Roglic, quien cedió en meta 1:23 minutos.

El ganador de la etapa reina, que tiene un recorrido de 196 kilómetros entre Lovere y Ponte di Legno, fue el italiano Giulio Ciccone (Trek), quien rubricó la escapada del día con un tiempo de 5h.36.24, batiendo al final al checo del Astana Jan Hirt. Por detrás se colocaron varios ilustres, un grupo de lujo con Carapaz, Mikel Landa y el ‘Tiburón’ Nibali.

Mientras que Carapaz se hizo fuerte en una jornada marcada por las duras condiciones meteorológicas en forma de frío y lluvia para seguir puntero, Nibali pasó a ser segundo a 1:47 y Roglic bajó a la tercera plaza a 2:09.

La etapa reina no subió el Gavia, la cima Coppi, debido a la acumulación de nieve, pero el público igual no se quedó con hambre de espectáculo, sobre todo porque en el tramo final se unieron los más fuertes de la general. Mientras Ciccone y Hirt ya marchaban pensando en cómo gestionar el triunfo de la etapa, por detrás Nibali tensaba el ritmo con Landa y Carapaz.

El ecuatoriano mostró otra vez su ambición de cumplir un sueño que se acerca cada día más. No quiere ser un líder de paso, sino definitivo, y sus enemigos ya lo saben. Este miércoles tendrá que afrontar más montaña en la decimoséptima etapa, que comprende181 kilómetros entre Commezadura y Anterselva.

Todavía queda mucho Giro de Italia por disputarse y en cada jornada hay mil batallas abiertas. En ese marco, la ilusión de Richard Carapaz sigue latente y empieza a ser cada vez más real. /Efe

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS