Sucedió en Manchester

Un afortunado comensal recibió una botella de vino de USD 6000 por error

Un afortunado comensal recibió una botella de vino de USD 6000 por error
En el restaurante Hawksmoor de Manchester, especializado en carnes y mariscos
viernes, 17 mayo 2019 - 06:00 AM - Agencias
WhatsApp Email

Por un error de los empleados, un restaurante especializado en carnes de Manchester, en el Reino Unido, sirvió una botella de vino de 4500 libras esterlinas -unos 6000 dólares- a un afortunado comensal que bebió el vino sin saber que se trataba de una exquisitez de lujo.

El gerente de la sucursal del restaurante Hawksmoor en Manchester, una cadena de lujo especializada en carnes y mariscos con nueve locales dentro de Gran Bretaña, explicó que se trató de un “error excepcional”.

En sus redes sociales, el restaurante bromeó: “Al cliente que accidentalmente le dieron una botella de Chateau le Pin Pomerol 2001, que cuesta £ 4,500 en nuestro menú, anoche, ¡espero que haya disfrutado su velada!“.

Luego, el tweet buscó tranquilizar al responsable por el costoso error: “Al miembro de nuestro staff que accidentalmente lo regaló, ¡anímate! “Los errores excepcionales ocurren y te amamos de todos modos“.

Un portavoz del restaurante explicó la de ayer fue “una noche muy ocupada” y confirmó que el vino que el cliente había pedido era un Chateau Pichon Longueville Comtesse de Lalande 2001, que vale 260 libras esterlinas, unos 330 dólares.

Alguien tomó la botella equivocada, confundiéndola con otro Bordeaux de la misma cosecha. El vino salió y se sirvió al cliente. El cliente no sabía y fue solo después que uno de los gerentes se dio cuenta de lo que había sucedido“, dijo el vocero.

Will Beckett, de 41 años, cofundador de Hawksmoor, dijo a The Guardian: “Creo que llegaron sin reserva al bar, la camarera le pidió a un gerente que trajera el vino que eligieron, y ella tomó una botella de algo que le pareció que era el vino que habían pedido. Algún tiempo después, otro miembro del staff dijo: ‘Oh, alguien está bebiendo un vino muy impresionante, ¡y en el bar!’. Fue entonces cuando nos dimos cuenta. Pidieron una segunda botella y el gerente sugirió con mucho tacto que ordenaran una diferente, sin dejarles saber lo que había sucedido“.

Beckett dijo que al encargado le pareció que “sería gracioso para las personas que no habían tenido que pagar por esa botella” enterarse a través de un anuncio en Twitter, pero que hasta el momento no se había encontrado a los clientes, a pesar de que varias personas afirmaban que habían sido ellos”.

El dueño contó que el gerente que cometió el error “obviamente está mortificado“.

El Chateau le Pin Pomerol servido por error es una de las “rarezas” de la carta de vinos del restaurante. Según sus notas de cata, tiene un “profundo color rubí/ciruela/púrpura” acompañado de “un extraordinario perfume de crema de cassis, licor de cereza, ciruelas, regaliz, tostado dulce“.

LO MÁS VISTO