Estados Unidos

Donald Trump mantiene la línea dura contra China y el déficit comercial: "No vamos a perder más"

Donald Trump mantiene la línea dura contra China y el déficit comercial:
Pese al impacto en las bolsas mundiales, el presidente estadounidense reiteró sus críticas a Beijing y defendió sus intentos por reducir la abultada diferencia bilateral con aranceles más altos
lunes, 6 mayo 2019 - 13:01 PM - Agencias
WhatsApp Email

El presidente Donald Trump volvió a criticar este lunes a China mientras los mercados económicos globales caían con fuerza por la tensión comercial, al lamentar que Estados Unidos pierde miles de millones de dólares con Beijing, y prometió que protegerá la economía de su país.

“¡Perdón, pero no vamos a seguir haciendo eso!”, dijo Trump en Twitter.

Aunque Trump hizo referencia a una déficit comercial bilateral de 500 mil millones de dólares, en 2018 la diferencia con China fue de 378.730 millones, una cifra que aunque es récord, todavía es lejana del medio billón sugerido por el presidente.

El domingo, el mandatario elevó la presión sobre China por un acuerdo comercial al anunciar que aumentará los aranceles sobre bienes del gigante asiático valorados en 200.000 millones de dólares. Además, aseguró que apuntaría con gravámenes a otros cientos de miles de millones de productos chinos.

En Beijing, la reacción ante el primer mensaje fue tibia. Ni el Ministerio de Comercio anunció nuevos aranceles ni hubo respuesta contundente por parte del Gobierno de Xi Jinping: la reacción de China al arrebato de Trump fue pausada y escueta.

Trump advirtió a finales del año pasado de que, si no alcanzaba un acuerdo con China antes del 1 de marzo, subiría la tasa, pero finalmente optó por prorrogar este plazo para dar margen a las negociaciones.

Todo parecía indicar que, tras el viaje a Washington de esta semana de la delegación china encabezada por el viceprimer ministro chino, Liu He, iba a poder firmarse un acuerdo definitivo.

Sin embargo, el anuncio de Trump, por presuntas nuevas pretensiones de los emisarios chinos, ha enturbiado las negociaciones y ha provocado también una debacle en los mercados. /Reuters-Efe-Afp

LO MÁS VISTO