Fundado el 21 de Diciembre de 2016

martes, 17 / mayo / 2022

Dan 20 años de cárcel a expolicia acusado de tentativa feminicidio en Tarija

Luego de varios días de juicio oral, público y contradictorio, el Tribunal de Sentencia Primero de la capital, determinó sentenciar a 20 años de cárcel al expolicia Juan Carlos Prieto Calle, acusado de tentativa de feminicidio y violación en grado de complicidad a una joven de 23 años, hecho suscitado en marzo del 2016.

En el hecho también se encuentran implicados un exteniente de la policía Israel José Centeno, quien se fugó en agosto del 2017 cuando era trasladado al penal de Morros Blancos luego de que se modificó su situación procesal de la detención domiciliaria por la preventiva.

Mientras que el tercer implicado en el hecho, el exsargento Ramiro Mamani Ventura se fugó el año 2016 y fue declarado rebelde por la justicia.

En audiencia de juicio para Prieto el Ministerio Público solicitó la pena máxima porque el mismo se encontraba en el lugar del hecho cuando se procedió a la violación de la joven por parte del exteniente.

“Se logró una sentencia justa, era lo que se solicitó; sin embargo, aún esperamos que se encuentre a los otros dos responsables y se les dé una condena al igual que ahora”, ha indicado el abogado de la víctima, Roberto Ríos.

El miércoles a las 18:00 se realizará la lectura integra de la sentencia y luego el acusado tiene 15 días hábiles para presentar un apelación restringida; mientras tanto continúa con detención domiciliaria.

Antecedentes

De acuerdo al informe requerido, los efectivos policiales habrían consumido bebidas alcohólicas dentro del vehículo patrullero de la Estación Integral Policial de Moto Méndez. La víctima, fue intervenida mientras se dirigía en un taxi hacia su domicilio.

Los policías detuvieron al taxi, haciendo entrever al conductor que no tenía bien uno de los faroles. “Al bajar a la víctima, le piden su carnet de identidad y ella les dice que no lo tiene, es entonces que le solicitan que le acompañen porque presumen que es menor de edad”, según ha detallado la fiscal de Materia, Eliana Tejerina.

La joven de 23 años, pensaba que la llevarían hasta una estación policial, pero fue trasladada hacia otra zona. “La llevan a un lugar que ella refiere como alejado, donde se consumó el hecho, la trasladaron hasta la zona del barrio San Luis, la llevaron agarrándola del cuello del asiento, donde perdió el conocimiento”. Según el informe, la botaron en esta zona mientras a unos metros, los policías continuaban consumiendo bebidas alcohólicas.

De rato en rato, uno de los oficiales iba a verificar si seguía con vida o ya había muerto. “El subteniente era el que mandaba al policía Prieto, para que revise si la joven continuaba o no con vida. Ella ha suplicado, le pidió por favor que le ayude, que le besaría los pies, el policía tuvo un poco de compasión”.

Haciendo caso a la súplica de la joven, Prieto decidió perdonarle la vida y regresó donde estaban sus camaradas, indicándoles que ya no respiraba, pero no confiaron del todo y enviaron al policía Mamani. Ella no pudo contener la respiración y éste se dio cuenta que continuaba con vida.

En el vehículo policial la llevaron a otro lugar, mientras discutían quién la mataría sacaron sus armas de fuego y apuntándose unos contra otros, ninguno quería cometer el acto, por lo que Prieto pidió que no le quiten la vida.

La agredida reconoció a los efectivos policiales porque se encontraban con sus uniformes, donde portaban su identificativo, y observó sus apellidos durante todo el ultraje.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS