Salud

Época de lluvia en Bolivia: riesgo de dengue, mayor prevención

Época de lluvia en Bolivia: riesgo de dengue, mayor prevención
Trabajos de fumigación
sábado, 5 enero 2019 - 11:40 AM - Agencias
WhatsApp Email

Comienza la temporada de lluvia en Bolivia y junto a ella una situación alarmante en el país, por los mil 57 casos reportados con dengue y las seis personas fallecidas en el norte de este departamento.

El dengue es un tipo de enfermedad tropical, transmitida por el mosquito Aedes aegypti, cuyo riesgo aumenta en tiempo de lluvia, y en las zonas más bajas.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), el periodo de lluvia se extiende desde mediados de noviembre hasta la segunda quincena de marzo.

En este contexto, las autoridades llaman a la población a tomar conciencia sobre la gravedad de la situación e incrementar las medidas preventivas para controlar el brote epidémico con la estrategia de intervención temprana.

El dengue es considerada una enfermedad endémica y los bolivianos por lo general lo subestiman. Por ejemplo, las dos últimas personas fallecidas acudieron demasiado tarde a las instalaciones de atención médica’, explicó el viceministro de Salud y Promoción, Álvaro Terrazas.

Hasta la fecha, seis personas perdieron la vida, en el municipio de Caranavi, perteneciente al departamento de La Paz.

Sin embargo, ‘un individuo no debería fallecer de dengue, si se trata de forma oportuna, rápida y se localizan los signos de complicación a tiempo‘, detalló a Prensa Latina el doctor Lester Pérez, especialista en Medicina Intensiva y Emergencia, miembro de la Brigada Médica Cubana en Bolivia(BMC).

Recientemente, el ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, señaló que las personas asisten muy tarde al diagnóstico, cuando ya tienen síntomas complicados o graves, lo cual es peligroso. Por este motivo, recomendó acudir a cualquier establecimiento de salud ante indicios o sospechas de contraer el dengue, y pidió no automedicarse.

Los especialistas aseguran que la mejor manera de tratar esta enfermedad es prevenir. En ese sentido, miembros de la BMC trabajan de conjunto con el Ministerio de Salud de este país.

En Caranavi, por ejemplo, existe una brigada pequeña con profesionales cubanos de la salud. Pero ante la situación de emergencia que se vive en ese territorio, otros galenos de la nación caribeña en Bolivia apoyan el trabajo allípor su experiencia en ese tema.

Cada semana, diferentes especialistas, principalmente en Medicina Interna y clínicos,se trasladan a ese municipio para tratar a los pacientes. ‘Primero estamos brindando información a todo el pueblo sobre esta problemática, y luego apoyamos la labor en ese lugar con determinados especialistas, para un tratamiento oportuno a los pacientes y evitar las complicaciones’, afirmó el doctor Lester Pérez.

En noviembre, un total de 15 especialistas nacionales acudieron a Caranavi para realizar una declaratoria de emergencia municipal y un saneamiento ambiental, que incluyó la destrucción de más de dos mil llantas y entierro de escombros.

También se organizó un mayor control vectorial, con medidas como la fumigación y la vigilancia epidemiológica con personal médico del programa boliviano Mi Salud.

Según explican los expertos, el primer paso para prevenir la enfermedad, de manera personal, es evitar que el mosquito nos pique, y para ello es importante la utilización de mosquitero, repelente e insecticida.

Al tener en cuenta un pensamiento epidemiológico, es decir de poblaciones, se hace imprescindible el saneamiento ambiental, evitar depósitos de agua, incluso en pequeñas dosis como la que se acumula en los cascarones de huevo, pues el Aedes aegypti crece en cualquier lugar donde se almacene agua limpia.

‘Controlando al mosquito, que es el vector trasmisor, tenemos parte de la batalla ganada‘, puntualizó Pérez.

El dengue tiene dos formas fundamentales de presentarse: la que antiguamente se le decía clásica, donde la enfermedad cursa sin muchas dificultades y predomina la fiebre, y otra más complicada, conocida como hemorrágica.

En ese sentido, los médicos recomiendan bajar la temperatura corporal siempre con paracetamol, y mantener una buena hidratación, ya sea con jugos naturales, agua o sales de hidratación oral.

Las personas deben conocer el contexto epidemiológico en el que se encuentran, pues si conviven en una población donde hay otros individuos con dengue, eso constituye un factor de riesgo para contraer la enfermedad.

La sintomatología se manifiesta en primer lugar con una fiebre, por lo general bien elevada, que pasa incluso los 39 grados. Además, el paciente puede presentar cefalea intensa, es decir un dolor de cabeza sobre todo frontal o retro ocular.

También a los tres días suele aparecer una erupción, conocida comúnmente como rash, y en algunos casos se padece de náuseas, vómitos, adenopatía, al inflamarse las glándulas, dolor de garganta, y en casos extremos, indicios hemorrágicos.

En la actualidad, según explicó el viceministro de Salud, la situación epidemiológica más compleja se encuentra en Caranavi, pero también preocupan departamentos como Beni (noreste), Pando (norte) y Santa Cruz (este), donde se están adoptando medidas.

El 16 de octubre se realizó la Semana de Acción contra los Mosquitos en toda la nación sudamericana, con intensas jornadas de trabajo para educar, informar y concientizar a la población sobre las enfermedades transmitidas por ese vector.

Las actividades incluyeron el trabajo de prevención en centros educativos, instituciones públicas nacionales, departamentales y municipales, universidades, centros de salud, juntas vecinales y con la sociedad en general.

Se trata de una campaña organizada por el Ministerio de Salud, un llamado a la prevención, sobre los riesgos y amenazas de ese agente transmisor en esta época de lluvia./PL

LO MÁS VISTO