Política

Rusia acusa a la Armada ucraniana de violar sus aguas territoriales

Rusia acusa a la Armada ucraniana de violar sus aguas territoriales
domingo, 25 noviembre 2018 - 10:02 AM - Agencias
WhatsApp Email

Rusia acusó hoy a la Armada ucraniana de violar sus aguas territoriales cerca de la península de Crimea y denunció que tres de sus buques se dirigen al estrecho de Kerch, que une los mares Azov y Negro, sin haber solicitado autorización para el tránsito.
“Hoy, hacia las 07:00 horas de Moscú (04:00 GMT), tres buques de la Armada ucraniana se adentraron ilegalmente en aguas territoriales de la Federación Rusa”, informó la dirección de fronteras del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Crimea.
Además, la nota advierte de que los tres buques con bandera ucraniana avanzan hacia Kerch, donde Rusia recuerda que rige un reglamento de concesión de permisos de tránsito y parada, y un horario de movimientos y disposición establecido por el capitán del puerto ruso.
“Los barcos maniobran peligrosamente y no se subordinan a las órdenes de las autoridades rusas”, explica, y añade que Kiev no ha solicitado los permisos pertinentes y dichas embarcaciones no han sido incluidos en el diario de navegación.
El FSB, que acusa a Ucrania de intentar provocar “una situación de conflicto en la región”, destaca que está adoptando “todas las medidas para garantizar la seguridad de la navegación y el orden del tránsito de barcos en los mares Negro y Azov, y en el estrecho de Kerch”.
Mientras, la Armada ucraniana denunció a través de Facebook que la lancha de guardiafronteras rusa “Don” embistió a uno de sus remolcadores, cuyo motor y casco resultaron dañados en el incidente, en lo que Kiev considera una “provocación”.
Según esa nota, varios buques de guardiafronteras rusos cometieron una “burda agresión” contra dos lanchas artilladas y un remolcador que habían partido del puerto de Odessa, en el mar Negro, y se dirigían al de Mariúpol, en el mar de Azov.
Además, insiste en que sí había solicitado permiso a la parte rusa en conformidad con las normas internacionales.
La tensión en el Azov ha ido en aumento desde la inauguración en mayo pasado del puente de 19 kilómetros que une Crimea con Rusia, tras lo que Moscú incrementó notablemente el número de inspecciones de los buques a su paso por el estrecho de Kerch, lo que Kiev considera un bloqueo, de facto, de sus puertos.
Enfrentados ya por la anexión rusa de Crimea y el conflicto armado con los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, la tensión ha atraído la atención de la Unión Europea, Estados Unidos y la OTAN, que no han dudado en tomar partido en favor de Kiev. (EFE)
LO MÁS VISTO