Paraguay

Un museo en Asunción revive la Guerra del Chaco desde el punto de vista de las batallas aéreas

Un museo en Asunción revive la Guerra del Chaco desde el punto de vista de las batallas aéreas
Viernes, 26 octubre 2018 - 19:05 PM - Agencias
WhatsApp Email

Un museo de Asunción muestra la Guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia (1932-1935), desde el punto de vista de los legendarios aviadores que libraron las consideradas como las primeras batallas aéreas de América, a través de algunos de sus objetos y documentos.

Se trata del único museo del país dedicado, en exclusiva, al escenario aéreo de aquella guerra, que enfrentó a Bolivia y Paraguay por la posesión de las áridas tierras del Chaco, donde actualmente el país andino explota gas natural.

El objetivo del museo, dirigido por la empresaria y coleccionista privada María del Carmen Pérez y reconocido por las autoridades culturales del país, es el de mantener viva la memoria de los Aviadores de la Guerra del Chaco.

La muestra, emplazada en el último piso de un rascacielos asunceno, recoge varias decenas de objetos y documentos relativos a la contienda y a los pilotos que lucharon en ella, y en especial, los que pertenecieron al legendario aviador paraguayo Fernando Alfonso Pérez, padre de la directora del museo.

La coleccionista explicó a Efe que “la mayor ilusión que yo tenía era la de hacer un museo dedicado a mi padre“, por lo que comenzó a recopilar sus objetos, que fueron el inicio de una colección privada, que desde hace un año fue reconocida por la Secretaría Nacional de Cultura (SNC) como museo.

Ese título supuso que el contenido del mismo pasase a ser “patrimonio cultural del país”, según confirmó Pérez.

Además de las pertenencias de su padre, Pérez ha logrado reunir objetos propiedad de otros pilotos que compró a sus descendientes, así como algunos que encontró en “casas de antigüedades”.

Una de las últimas piezas incorporadas a la muestra y que fue un regalo de las autoridades bolivianas, según aseguró Pérez, es un retrato pintado de su padre junto al reconocido aviador boliviano Rafael Pabón, cuyo avión fue hallado el pasado junio en el Chaco paraguayo.

Los restos del biplano pilotado por Pabón, un Curtiss-Wright CW-C14R Osprey, fueron encontrados en una estancia rural cercana a la localidad de Florida, en el Chaco paraguayo.

Pabón y su artillero fallecieron en combate en agosto de 1934 al ser derribados por un avión de reconocimiento paraguayo, un Potez 25 de fabricación francesa, como lo eran todos los aviones con que contaba la Fuerza Aérea paraguaya y de los que el museo alberga algunas piezas.

Entre ellas, el cuadro de mandos del Potez 25 pilotado por Carmelo Peralta, que fue el aviador que derribó, según los historiadores, el aparato del célebre piloto boliviano.

El Gobierno boliviano anunció entonces el envío de una comisión de militares a Paraguay para verificar si los restos del avión siniestrado se corresponden con el de Pabón, que actualmente se encuentran en el Museo Militar de la Guerra del Chaco, situado en el Departamento de Boquerón.

Además, Pérez comentó que es “la única” coleccionista que posee “dos trofeos de guerra”, en concreto, un libro cartográfico y un fusil pertenecientes a las Fuerzas Armadas paraguayas, que fueron requisados por el Ejército boliviano y que la institución le donó hace un año.

La estancia cuenta también con una biblioteca dedicada a las batallas aéreas de la guerra y a todo lo relativo a la aviación paraguaya.

La directora del museo es, además, la copropietaria del edificio que lo alberga, junto a oficinas y la embajada de Taiwán.

Un rascacielos “temático”, situado en el centro financiero de Asunción y dedicado a los héroes aéreos de la Guerra del Chaco, cuyas fotografías y condecoraciones decoran los pasillos de todo el inmueble.

Como parte empresarial, explicó, “queríamos dejar un legado a la sociedad” que se materializa en este museo, que piensa seguir ampliando con la adquisición de más artículos.

El museo es de acceso gratuito y tiene como principales visitantes a los alumnos de numerosos colegios de la zona./EFE

LO MÁS VISTO