Fundado el 21 de Diciembre de 2016

domingo, 26 / junio / 2022

Una nueva marcha de docentes en Buenos Aires en denuncia a la represión de compañeros

Una nueva manifestación de docentes de Argentina colmó hoy la plaza del Congreso en Buenos Aires en apoyo a varios profesores del sur del país, que denunciaron que fueron reprimidos mientras protestaban para conseguir una subida de sueldo del Gobierno provincial.

Convocada por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), se enmarca en la quinta huelga de 24 horas que organiza este sector en el país y, con ella, reiteran su reclamo de que el Ejecutivo de Mauricio Macri reabra las paritarias (negociaciones salariales) para adecuarlas a la inflación. 

El secretario general de prensa de la Ctera, Guillermo Parodi, denunció que, tras 100 días con el mismo conflicto activo en la sureña provincia de Chubut, la pasada semana «representantes sindicales que ingresaban a la mesa de negociación de paritarias fueron brutalmente reprimidos por la Gendarmería», principal fuerza de seguridad.

«Es un conflicto que atañe a los docentes, que es un conjunto de trabajadores de provincia que se ven afectados con pagos salariales escalonados y que sufren un congelamiento salarial desde julio del año pasado», aseguró Parodi en declaraciones a Efe.

En la capital argentina, el Ejecutivo dirigido por Horacio Rodríguez Larreta adecuó la subida salarial de 2018 para los docentes bonaerenses acorde a una inflación del 15 %, la meta que preveía el Gobierno nacional a comienzos de año.

No obstante, según afirmó Parodi, es necesario que se use como referencia un 30 %, «que es el porcentaje que plantea cualquier consultora económica» y que va «acorde con las expectativas que plantea el propio Banco Central».

«El Gobierno nos está planteando que perdamos un 50 % de poder adquisitivo«, recalcó.

Por ello, su sindicato convocó a una movilización nacional que, en Buenos Aires, concretamente, partió desde la sede del Congreso hasta el Ministerio de Educación, al que señalan como «el principal responsable por no abrir las paritarias».

Mientras este departamento argumenta que los paros generales afectan principalmente a los alumnos, Parodi sostiene que los recortes en educación, la anulación de las entregas de paquetes de libros y la parálisis en la construcción de nuevos centros educativos es, en realidad, el principal problema. 

«Yo coincido, la política educativa de los Gobiernos a quien más afecta es a los alumnos«, ironizó.

En este sentido, aseguró que el «grado de movilización va a ir creciendo» si «no hay voluntad de los gobiernos de solucionar el conflicto». /EFE

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS