Caraparí vive con fe y alegría la festividad de la Virgen de Guadalupe

La región del Gran Chaco vive con devoción y alegría el esplendor de la Festividad de la Virgen de Guadalupe, patrona de Caraparí. Del 7 al 15 de octubre, la población de la zona y visitantes del interior del país y países vecinos participan en las actividades programadas con motivo de realzar este importante acontecimiento sociocultural.

El programa en honor a la Virgen de Guadalupe, de acuerdo a lo reportado por Fredy López, locutor de radio, incorpora la entrada folclórica, la Santa Misa en vísperas de la festividad, la serenata a la Virgen, el encendido de juegos pirotécnicos, regocijo general y brindis en la media noche, el saludo al alba, la primera misa y misa central en honor a la Virgen para salir en procesión con los promesantes.

Rememorando sus orígenes, el radialista relató que la festividad se remonta al año 1895 por devoción de la familia Mealla, que traen la virgen desde Argentina y cuyos descendientes intentaron trasladarla a Yacuiba a principios del siglo XX, pero sin éxito, porque la festividad y la imagen se constituyeron en patrimonio y tradición de Caraparí, consolidándose, así como una expresión propia de la población.

La entrada folclórica fue una muestra de reafirmación de la identidad regional, pero también simbolizó la hermandad e integración cultural de la población del país, porque también mostró una diversidad de danzas del acervo nacional. Los ballets chaqueños bailaron la chacarera, el gato, el escondido y la cueca, entre otros, pero además también estuvieron presentes otros ritmos nacionales como los caporales.

El ejecutivo regional del Chaco, José Quecaña, acompañó los diferentes actos de la festividad patronal, religiosa y cultural.

“Caraparí no solo es rica en recursos naturales; sino también en tradición, cultura y espiritualidad, este es un acontecimiento religioso propio del Gran Chaco, donde participan como peregrinos una gran cantidad de feligreses que llegan al santuario de la Virgen de Guadalupe”, aseveró.

Las actividades religiosas, que incorporan una serie de misas y novenas, continuarán durante la semana; también tendrán lugar los bazares en honor a la Virgen, no faltarán las tradicionales carreras de caballos que atraen a una gran cantidad de competidores del Gran Chaco Sudamericano y otros actos que son coordinados por las autoridades, el párroco de la Iglesia y las instituciones locales.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS