Indígenas de Guatemala acusan al Estado de estar desconectado de su identidad

La representante del Movimiento Nacional de Tejedoras de Guatemala, Sandra Xinico, denunció hoy que «hay una gran desconexión del Estado con los pueblos indígenas» durante su participación en un foro organizado por la bancada opositora Convergencia, del Congreso de la República.

El evento, llamado «De lo Coyuntural a lo Estructural», tenía como objetivo analizar la situación actual del país tomando en cuenta a varios sectores, entre ellos, el periodístico, social, económico, de movimientos civiles y pueblos indígenas; y fue organizado por el diputado Leocadio Juracán.

Xinico explicó que el Estado de Guatemala nunca fue pensado como un país con diferentes identidades y el estilo de democracia es «racista» porque limita la participación del indígena, exigiéndole abandonar su cultura.

La representante del grupo indígena también señaló que para los pueblos indígenas la crisis que atraviesa el país no es reciente, sino que tiene 400 años, desde la fundación del Estado.

En tanto, Mario Sosa -investigador del Instituto de Investigación y Proyección sobre el Estado (ISE) de la Universidad Rafael Landívar- habló sobre la necesidad de replantear los fundamentos del Estado y buscar uno nuevo donde «los sujetos históricamente excluidos sean sus creadores y constructores».

Los participantes del foro coincidieron en que es necesario analizar las bases del Estado de Guatemala y en la inclusión de todos los sectores para alcanzar una verdadera democracia.

Guatemala es un país multicultural y plurilingüe compuesto de cuatro grandes culturas: Maya, Xinca, Garífuna y Ladina (mestiza), y en su territorio conviven 25 comunidades lingüísticas.

Según datos facilitados por Naciones Unidas, se calcula que en la actualidad existen unos 370 millones de personas de diferentes comunidades indígenas repartidos por 90 países alrededor del mundo.

En Guatemala, la población indígena conforma aproximadamente la mitad y se concentra en los departamentos de Totonicapán (98,3 %), Sololá (96,4 %), Alta Verapaz (92,9 %), Quiché (88,8 %), Chimaltenango (79 %) y Huehuetenango (65,1 %). EFE

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS