PARA DESHACERSE: OPOSITORES DE DERECHA BUSCAN CRIMINALIZAR A GOBIERNOS PROGRESISTAS DE VENEZUELA Y ¿BOLIVIA?

Después del fin guerra fría, Estados Unidos de América (EUA ), por más de 20 años impuso un unipolarismo manejando los organismos internacionales como: La Organización de Estados Americanos (OEA), Organización de Naciones Unidas (ONU), Fondo Monetario Internacional (FMI), la OTAN- y el uso de sus bases Militares para invadir a cualquier país que no someta a sus propósitos. Y, así también EUA acogió a personajes y presidentes funestos de su linea que masacraron gente en sus países y que tienen cuentas pendientes con   sus estados de origen, pues EUA, no concibe que haya una emergencia y un proceso de construcción del nuevo modelo multipolar pese a que está dentro del propio sistema capitalista, pues la competencia entre capitalistas les lleva a una guerra económica sin cuartel y sojuzgan a los pueblos del planeta con el fin de mantener sus intereses el unipolarismo.

EUA no tolera, que un país, con un gobierno de tendencia de izquierda como el caso Venezuela (país con las reservas de petróleo más importante del mundo y cerca a sus costas), se le escape los recursos económicos de las manos capitalistas, y si Irak y libia cayeron, busca frenéticamente la gestión de Donald Trump con la imposición de duras sanciones económicas para los casos de Norcorea , Venezuela y todos aquellos pueblos que se interponen.

Aquí, a los EUA no le interesa que el pueblo Venezolano solucione sus problemas dentro del marco de su soberanía, ni su democracia que favorece a los desposeídos, ni sus avances sociales, ni la mayoría de sus muertos y hasta fueron quemados en vida, siendo ellos los defensores de la revolución Bolivariana, mas al contrario, la derecha lo utiliza para instrumentalizar su amplio repertorio de legislación internacional, y así, condenar y sacar al Gobierno de Maduro del poder. Ahora la derecha latinoamericana echa mano a un personaje conocido y refugiado en EUA, como Carlos Sánchez Berzaín (MNR), que es director ejecutivo del Interamerican Institute for Democracy, ONG, que dice “que vela por la estabilidad de las democracias latinoamericanas” y si nos preguntamos ¿cómo velo la derecha por la democracia Boliviana?, el señor Carlos Sánchez (Neoliberal del MNR), tiene cuentas pendientes por el daño que hizo al estado Boliviano y ahora es protegido por Estados Unidos, hoy, está promoviendo la iniciativa para criminalizar a Maduro y por consiguiente hará lo mismo con Bolivia, la iniciativa es aplicar la “Convención de Palermo” o la “Convención de las Naciones Unidas Contra la delincuencia Organizada Transnacional” instrumento internacional del año 2000, que llevaría a Maduro y a los principales líderes del régimen a ser denunciados, lo que colocaría sus nombres y sujetos a detención por parte de INTERPOL. Arman toda una maraña de intrigas legales contra Maduro, le acusan de corrupción, lavado de dinero (caso Odebrecht) y narcotráfico (narcoestado), represión de dizque manifestaciones pacificas, cuando estas fueron violentas, asesinando gente que apoyaba al Gobierno y otras acusaciones, para criminalizar y los instrumentos serian la ex fiscal Venezolana Luisa Ortega, para llevar este propósito, por su puesto apoyados con los presidentes de derecha de Colombia, Perú, Argentina y ex presidentes de Colombia (Uribe y Pastrana) que se reunieron con Trump.

De nuevo a la pregunta, porque no se aplican en Gobiernos de la derecha neoliberal de México, Brasil, Colombia, los países Árabes aliados a la OTAN, entre otros, por supuesto, son los defensores del unipolarismo de EUA. Lo que queda a los pueblos, es seguir fortaleciendo el multipolarismo y lucha cerrada contra el imperialismo y sus operadores internos como externos. Aquí la lucha es los que quieren construir una sociedad para todos, frente al egoísmo de unos cuantos países, todos queremos vivir bien, todos queremos comer, no solo unos cuantos los que impulsan de la cultura del odio, xenofobia y del egoísmo. El señor Carlos Sánchez Berzaín debe venir a rendir cuentas a nuestro país, no tiene la moral que dice su ONG, “para la estabilidad de las democracias latinoamericanas”, que mas bien es un destructor de Gobiernos Progresistas de países hermanos.

por: Nelson Aguilar Rodríguez

spot_img
Artículo anteriorEL PROBLEMA NACIONAL
Artículo siguiente¿DÓNDE ESTÁ DIOS?

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS