Más de 120.000 personas huyen de sus hogares por temor a la erupción de un volcán en la isla de Bali

Más de 120.000 personas han abandonado la región en torno al monte Agung en Bali, temiendo que pronto entre en erupción.

Nyoman Parwata, miembro del puesto de mando en Bali de la Agencia Nacional de Alivio de Desastres, dijo el jueves que el número de evacuados había ascendido a unas 122.500 personas.

Los desplazados están repartidos en más de 500 puntos en toda la isla, famosa por sus playas, sus bosques interiores y su elegante cultura hindú, refugiados en campos temporales, centros deportivos y otros edificios públicos.

El viernes se elevó al máximo el nivel de alerta por volcán, lo que desencadenó un éxodo masivo en los pueblos de la zona. También se están evacuando miles de cabezas de ganado.

Se ha establecido una zona de exclusión en 12 kilómetros a la redonda del cráter, aunque también se está marchando gente de lugares más alejados, según las autoridades.

El fenómeno ha traído a la memoria de muchos habitantes del lugar el episodio que se volvió una de sus peores pesadillas: la erupción del Agung hace 54 años atrás. Entonces, el volcán que domina el paisaje en el nordeste de la isla, mató hasta 1.600 personas y estuvo en torno a un año activo.

La drástica escalada en los temblores indica que es probable que entre en erupción, según vulcanólogos, pero no puede predecirse con certeza cuándo ocurrirá.

«Definitivamente yo seguiría el consejo de quedarme fuera de la zona de exclusión», dijo Heather Handley, profesora asistente de ciencias de la tierra en la Universidad Macquarie de Sydney. El aumento en los temblores sugiere una erupción «inminente», añadió.

En las erupciones de 1963, el volcán expulsó nubes mortales de ceniza caliente, gases y fragmentos de roca que cayeron por sus laderas a gran velocidad. La lava se extendió varios kilómetros y algunas personas murieron en lahares, ríos de agua y sedimentos volcánicos.

La montaña, situada unos 70 kilómetros al nordeste del destino turístico de Kuta, es uno de los más de 120 volcanes activos en Indonesia.

Otro volcán del país, el Sinabung, en la isla de Sumatra, ha registrado erupciones esporádicas desde 2010, en ocasiones expulsando cenizas volcánicas varios kilómetros (millas) de altura y forzando a más de 30.000 personas para evacuar sus pueblos.

Indonesia, un archipiélago de miles de islas, es propensa a los desastres sísmicos debido a su ubicación en el llamado «Anillo de Fuego» del Pacífico, un arco de volcanes y fallas terrestres que rodea la Cuenca del Pacífico.

Con información de AP y AFP

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS