Aduana boliviana inhabilitará más de 30 pasos fronterizos ilegales

La Aduana Nacional de Bolivia (ANB) comenzará en los próximos días las excavaciones de zanjas en los límites con Chile, a fin de inhabilitar 32 pasos fronterizos, que se utilizan hoy para el contrabando de mercancía.
Las labores están a cargo de las Fuerzas Armadas y se iniciarán dentro de 15 días con financiamiento de la Aduana Nacional, indicó el ministro de Defensa, Reymi Ferreira.
Recordó que, en la primera semana de septiembre, el gobierno chileno inició una tarea similar en la región de Tarapacá, que limita al este con Bolivia, para cerrar 13 pasos fronterizos no autorizados, cuyo fin es combatir actividades del narcotráfico y la migración ilegal.

Ferreira señaló que el cavado de zanjas es un medio que permite racionalizar el uso de los recursos en lugares a los que no llega el control de aduanas.

Las excavaciones se harán en zonas cercanas a los puntos de Todos Santos, Tambo Quemado y Pisiga, a fin de impedir el paso de camiones con insumos ilegales.

El proyecto tendrá una inversión de casi 21 millones de dólares y prevé también la construcción de una veintena de puestos militares de control a lo largo de la línea de demarcación y el mejoramiento del equipamiento a las unidades destacadas allí.

Según informó recientemente la presidenta de la Aduana Nacional Boliviana (ANB), Marlene Ardaya, a fines del presente mes las entidades de los dos países se reunirán en Valparaíso, Chile, para cerrar convenios que permitan dar información por vías telefónicas y coordinar operativos de intervención de forma conjunta.

Asimismo, resaltó que durante la reunión pretenden crear un grupo especializado para tener mayor control en el ingreso de mercancía al país.

Con el fin de reducir la entrada ilegal de productos, Ardaya anunció la instalación de nuevos escáneres fijos y móviles en los aeropuertos internacionales y los puntos fronterizos del territorio nacional.

La Aduana boliviana instaló desde agosto el primer campamento fijo de reacción inmediata para combatir las actividades de contrabando y reforzar los operativos de control en la frontera con Chile.

A ello se sumó un plan de vigilancia con avionetas y helicópteros para detectar las rutas del contrabando, especificó.

Para ese propósito, la Aduana y las Fuerzas Armadas conformaron un solo centro de inteligencia, teniendo en cuenta las distintas formas de operación en cada zona del país.

Bolivia y Chile comparten una frontera de alrededor de 900 kilómetros y se estima que 70 por ciento del contrabando que ingresa a Bolivia lo hace desde Chile./PL

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS