Evo llama a sumarse al Acuerdo de París para salvar el planeta y combatir causas del terrorismo

El presidente Evo Morales, en su intervención en la septuagésima segunda sesión de la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU), llamó el martes a sumarse al Acuerdo de París sobre cambio climático para salvar el planeta, y a combatir las causas estructurales del terrorismo.

«Bolivia condena el terrorismo y llama a combatir las causas estructurales de su surgimiento (…) es imprescindible que todos los países se adhieran al Acuerdo de París para salvar el planeta«, indicó en la sesión del organismo multilateral.

Morales, quien brindó su alocución pasadas las 19:30 locales, comenzó su discurso expresando su solidaridad y consternación por lo sucedido en México, que esta jornada soportó un terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter, con el saldo de más de 100 muertos, cifra que va en ascenso.

El primer presidente indígena de la región recordó que este año fue el más caliente de la historia reciente, hecho que ocasionó sequías, contaminación de océanos y extinción de especies, entre otros fenómenos.

Afirmó que la «desmedida» industrialización y el consumo de los países hicieron que las naciones del sur, que menos contaminan, sufran mayores consecuencias.

Ante esa situación, consideró que es «imprescindible» que todos los países se adhieran al Acuerdo de París para salvar al mundo, y cuestionó que uno de los principales generadores de contaminación, Estados Unidos, precisamente lo rechace.

«Es injustificable que Estados Unidos dé la espalda al Acuerdo de París, como uno de los contaminadores se convirtió en una amenaza contra la Madre Tierra», mencionó.

El presidente Donald Trump retiró a su país del histórico acuerdo mundial de 2015 para luchar contra el cambio climático, bajo el argumento de que no podía exponerse a «pesadas cargas» económicas y en busca de un acuerdo «justo».

El mandatario boliviano, en su participación en la ONU, deploró la guerra que tiene el objetivo de apropiarse de los recursos naturales y controlar geopolíticamente al mundo, por lo que se despliega bases militares y se busca la caída de gobiernos, «invasiones» que alimentaron el surgimiento de grupos terroristas.

Por esa situación, dijo que Bolivia condena el terrorismo que causó la muerte de miles de personas en el mundo, e instó a combatir sus orígenes.

Cuestionó a la vez el papel de la ONU cuyas promesas no se están convirtiendo en realidad y luego de más de 70 años «vemos que en lugar de avanzar hemos retrocedido producto de prácticas abusivas del imperialismo y las aventuras colonialistas«.

Pide que se evite una salida militar a conflicto coreano y se reanude el diálogo

Morales exigió que se evite una salida militar al conflicto de la península coreana y pidió que se hagan todos los esfuerzos por reanudar las negociaciones, que permitan una solución pacífica al conflicto.

«Exigimos que se evite cualquier salida militar a la situación en la península coreana y que se reanude cuanto antes las negociaciones que permita resolver ese conflicto de manera pacífica», expresó.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió en su primera intervención en el organismo multilateral, en horas de la mañana, que no habrá otra opción que «destruir totalmente» a Corea del Norte si el régimen de Pyongyang continúa amenazando a su país y a sus aliados.

El presidente indígena criticó esas declaraciones y la doble moral sobre la soberanía de los Estados y la paz en el planeta que maneja el gobierno norteamericano, y consideró que Trump se cree dueño del mundo.

«Bolivia condena el desarrollo, fabricación y el uso de todas las armas nucleares o químicas que constituyen una seria amenaza a la paz, a la seguridad y a la vida misma«, remarcó.

Morales acusó al gobierno de Trump de ser la principal amenaza contra el multilateralismo, contra la paz y la libertad de los pueblos.

El comité norcoreano mediante un comunicado acusó en días pasados al Consejo de Seguridad de la ONU de haberse convertido en «una herramienta del mal» que sirve a EE.UU., tras las sanciones que le fueron impuestas en respuesta a su sexto y más potente ensayo nuclear, ejecutado el 3 de septiembre. (Abi)

 

 

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS