EVADAS… GENERALIZADAS

A esta altura del partido del ejercicio del poder por parte del régimen, uno de sus bienes más preciados es, no cabe duda, la producción de evadas en cantidades industriales y for export; incluso, el autor Alfredo Rodríguez tiene un libro con varias ediciones ya, que recoge varias de las pintorescas expresiones del Presidente, que han causado hilaridad a nivel universal. Empero, no habría que pensar que sólo el jefazo las produce de manera privativa. Así como están las cosas, tal parece que la evaditis fuera contagiosa entre sus acólitos o, que compiten entre ellos produciendo las suyas, a cuál más extravagante.

El turno les ha tocado a varios personajes del régimen. El primero, un miembro del “Tribunal” electoral que, ante el huracán de categoría 5 que se avecina para el 3D de votos blancos y nulos en las próximas “elecciones” judiciales, no ha dudado, haciendo escarnio de su elemental función, con amenazar a los opositores con meterles no más, duras sanciones… por hacer campaña por el voto nulo, como si fuera un delito hacerlo. Incluso llegó a espetar: nadie puede hacer campaña. Su monumental evada radica en que, sí el juez electoral hubiera leído el art. 21.5 de la CPE, se habría enterado que esa norma suprema franquea a todos los bolivianos, el derecho fundamental a expresar y difundir libremente y por cualquier medio, sus pensamientos y opiniones, así como a acceder –otra vez, libremente- a la información, interpretarla, analizarla y comunicarla. Hasta la Ley del Régimen Electoral –que debiera saberla de memoria- señala que el soberano puede emitir 3 tipos de voto; válido, blanco y nulo. ¿Entonces, acaso es ilegal hacer campaña por algo que la ley especial faculta? Que lo diga cualquier hijo de vecino, vaya y pase, pero que lo haga un juez del máximo órgano electoral…

Aunque, siguiendo la sostenida línea del régimen, el que batió todos los récords, recientes, ha sido el Ministro de Gobierno que continuando con la zaga de evadas policiacas perpetradas con motivo del asalto a la joyería Eurochronos, le metió no más que no entregará a la investigación fiscal la lista de policías que participaron en el operativo, porque es un tema de seguridad del estado y, por si la evada anterior no fuera suficiente, anda amenazando que sus policías posiblemente dejarán de intervenir en nuevos asaltos –combatiéndolos, supongo- para evitar la crítica y hostigamiento que son objeto. Antes, había dicho –ante la evidencia contenida en videos del operativo- que al parecer la bala disparada por la Policía que mató a una de las víctimas, rebotó en el piso (faltó decir que dobló la esquina). No podía faltar el aporte del Director de la FELCC de Santa Cruz, que además de insultar al abogado y al perito de una de las víctimas del atraco, llegó a amenazarles con…denunciarles por apología del delito.

Otra vez, la ley, por si algún alto cargo del régimen se acuerda de ella, obliga a toda persona pública o privada, institución o dependencia, a proporcionar de manera inmediata, directa y gratuita, bajo responsabilidad prevista en el Código Penal, la información requerida por la Fiscalía al investigar presuntos delitos (art. 17 de la LOMP) y, en lo que concierne a la apología del delito, bastará decir que consiste en, públicamente, alabar, justificar o defender, algo o alguien vinculado con el crimen, lo que ni por aproximación cabe en lo que hicieron el abogado defensor –de la víctima, por si acaso- o su perito. Urge pues, por respeto a sí mismas y a la ciudadanía a la que se deben, que las autoridades de las entidades públicas, sean electorales, ejecutivas o policiales, por lo menos se informen de sus elementales obligaciones legales o si ello fuera mucho pedir, demuestren alguito de sentido común. A propósito, LA BRUYERE, decía: “Es una enorme desgracia no tener talento para hablar bien, ni la sabiduría necesaria para cerrar la boca.»

Por: Arturo Yáñez Cortes

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS