Iglesia pide diálogo en lio de Achacachi y ve irresponsabilidad del Defensor del Pueblo

La Iglesia Católica de la ciudad de El Alto expresó este martes su preocupación por el prolongado conflicto de Achacachi y exhortó al gobierno a instalar un diálogo sin presiones con dirigentes movilizados, y lamentó la irresponsabilidad del Defensor del Pueblo, David Tezanos, en el manejo de este problema.

El Obispo de la Diócesis de El Alto, monseñor Eugenio Scarpellini, fijó esa posesión en una conferencia de prensa, donde advirtió que el conflicto amenaza a la paz social, consecuencia de la “incapacidad de aceptar un verdadero diálogo al servicio del bien común, antes que de intereses mezquinos o posiciones ideológicas partidarias”.

Rechazó la actitud de subordinar la armonía y tranquilidad de la ciudadanía a la subcultura del diálogo, a la intransigencia de las partes o al ejercicio de la violencia, de manera especial en contra de las mujeres.

La Iglesia denuncia una vez más la parcialización de la justicia que se muestra muy exigente con unos y tolerantes o ausente con otros, profundizando su crisis de credibilidad.

Entiende que la división de poderes es un medio para seguir el bien común y evitar caer en el abuso de poder, a veces enmascarado en formas de acercamiento al pobre o al débil.

De manera particular, lamentó la irresponsable actuación del Defensor del Pueblo al comienzo de este conflicto y la actual ausencia en la progresiva escalada del mismo.

“El Defensor del Pueblo es entidad estatal creada precisamente para abogar por las demandas de la población y para apoyar en la solución de sus problemas. El silencio en este momento puede ser interpretado como connivencia con una de las partes”, dice en su comunicado.

Monseñor Scarpellini llamó a las autoridades y dirigentes movilizados a retomar el camino del diálogo, libre de presiones y manipulaciones, como único medio para restablecer la paz social y el bien de toda la población. (Erbol)

 

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS