El muralismo gana fuerza en Tarija como una forma de reinvidicación social 

Los artistas pictóricos que se dedican a pintar murales se han ido incrementando no solo en Tarija sino en el mundo, este arte que queda tangible en una fachada o pared, devela ideas desde pacificas, educadoras hasta revolucionarias que gritan por motivos contra la violencia, desigualdad, guerra o la destrucción de medio ambiente, este es un arte que no deja de sorprender ya que le da otro aire a la ciudad.

La Voz de Tarija se ha contactado con varios artistas locales e incluso internacionales que se encuentran de paso por la ciudad demostrando este gran talento y en especial enseñando sobre este arte a niños y jóvenes.

El grupo Nereta movimiento artístico está conformado por Armando Arancibia, Sadid Arancibia, Miguel Tejerina, Robert Ortega, Alejandro Mamancayo y William Soruco, jóvenes que han venido trabajando en la promoción de este arte ya por mucho tiempo.

«Como Nereta movimiento artístico formamos el grupo con personas que se nos unieron por la pasión de hacer arte en diversas áreas y diversas técnicas, una de ellas es el muralismo que encaja justo con el pensamiento de trabajo en colectivo donde pueden participar gente con y sin experiencia y lograr una provocación masiva con nuestro trabajo. Siempre viendo al mural como una herramienta de cambio, concientizacion y provocación masiva», ha indicado Armando Arancibia parte de Nereta movimiento artístico.

Jóvenes que buscan revolucionar el arte

La idea fundamental que buscan es provocar a las personas a encontrar sentido al contenido del trabajo más allá de su belleza, buscan generar opiniones e ideales, en lo que se refiere al apoyo que se les brinda a los artistas pues el muralismo sufre lo mismo que todos los demás artes la falta de colaboración en el tema financiero.

«Moralmente existe mucho apoyo de la población en general pero el miedo que les provoca ser ellos los protagonistas y generar cultura creo que ese apoyo se convierte en un aliento de dientes para afuera, es como decir te apoyo en todo siempre y cuando no me toque hacer nada mas, aunque si hay pocas personas que nos dan su apoyo incondicional y gracias a ellos logramos hacer actividades como festival o exposiciones sin gastar un boliviano son pocos, pero hay», ha expresado Arancibia.

Ha lamentado la falta alternativas educacionales para los artistas, ya que la mayoría de los artistas son autodidactas pero que buscan crecer en su arte saliendo del país en su mayoría.

Y como recomendación a los jóvenes pues ha insistido en perder el miedo y tener perseverancia para lograr las metas y sueños.

«El miedo en el campo artístico no debe de existir nunca pues un ‘no lo hagas’ y un esto no es así es lo mas común que escucharan pero en la duda de hacerlo o no siempre es mejor hacerlo pues si te falla algo te quedara la experiencia de haberlo hecho y la experiencia de como no caer en el mismo error una vez que lo vuelvas a hacer, todo esta en la practica pues el talento sin practica solo es un sueño dormido. La perseverancia siempre en frente para poder vivir con el arte».

Luis Abbadie y Guillermo Mendoza son muralistas provenientes de Uruguay que han llegado a la tierra chapaca con un proyecto en mente llamado «Muros que Unen» que tiene como principal objetivo el uso del arte para generar comunicación, comunidad y eliminar los prejuicios y las fronteras entre países.

«Este proyecto surge desde una inquietud personal que tiene el artista que tiene que ver con el rol del artista en la sociedad. Cuando vos transformas el muro lo eliminas como objeto divisor, lo transformas en un objeto conector, cuando se está pintando pasa alguien que ve la pintura, se te acerca te pregunta, ahí generas dialogó con las personas y así puedes invitar a la gente a participar, logras a nivel emocional una conexión que quizás de otra manera no lo puedes lograr», ha expresado Mendoza

Ambos artistas han viajado por Argentina y han llegado a Tarija haciendo murales en Córdoba, Buenos Aires, Humahuaca, Rosario, Villa Montes, Yacuiba y en Tarija, ahora se encuentran trabajando en la fachada del rincón artístico de Tarija, Casa Creart.

«Lo que buscamos en las intervenciones es eso, va más allá de las cualidades técnicas, lo que apuntamos nosotros es a la expresión, libertad de expresión. Lo importante es expresar el sentimiento en esa pared, lienzo lo que sea y hacer una terapia que sirve para ser libre, expresar lo mejor o lo peor de vos», han dicho los artistas.

La expresión artística es lo que quieren inculcar a otras personas para que puedan también hacer tangible lo que tienen pensado.

«El proceso que vos tenes cuando te enfrentas al papel en blanco, o a la pared todo eso que te pasa internamente y como llegas a darle forma de alguna manera estas haciendo tangible algo que lo tenes ahí, y que no lo podes de otra manera compartirlo, la experiencia se nos fue dando para entender eso, pero cuando le das el poder a la otra persona para participar se sienten protagonistas, se sienten incluidos», ha indicado Mendoza.

En esto, ambos artistas han anunciado que se viene la próxima semana un taller para todo aquel que quiera participar de tres días en las instalaciones de Casa Creart.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS