Fundado el 21 de Diciembre de 2016

miércoles, 26 / enero / 2022

Cinco militares de alto rango fueron sancionados tras el robo de explosivos, granadas y cohetes antitanque

Cinco militares portugueses de alto rango fueron suspendidos de sus funciones tras un espectacular robo de explosivos, granadas de manos y cohetes antitanque en un depósito de armas en Portugal, anunció este sábado el jefe del Estado mayor del Ejército.

«Para evitar obstrucciones a la investigación en curso, he decidido destituir a los comandantes de las cinco unidades vinculadas» al caso, declaró Frederico Rovisco Duarte en declaraciones al canal estatal de televisión RTP.

Unas horas antes, un portavoz del Ejército precisó a la AFP que los militares habían sido suspendidos de sus funciones hasta el fin de la investigación sin ser sospechados de complicidad alguna.

El jefe del Estado mayor había dado a entender que el asalto ocurrido el miércoles en Tancos, en el centro del país, pudo haber sido facilitado por una filtración de información proveniente de militares de ese depósito de municiones. «Para que se produzca un incidente de ese tipo, tiene que haber habido entrega de informaciones internas», dijo.

El sistema de vídeovigilancia estaba descompuesto desde hacía dos años cuando desconocidos penetraron en la base militar sustrayendo un centenar de granadas de mano y municiones de calibre 9 milímetros, anunció el jueves el Ejército.

Robaron además «cohetes antitanque, granadas lacrimógenas, explosivos, bobinas de cable pirotécnico y detonadores», se precisó el viernes. Según la prensa portuguesa, unos cuarenta lanzacohetes formaron igualmente parte del botín.

«Obviamente se trata de un incidente grave», había declarado inmediatamente después el ministro de Defensa José Alberto Azeredo Lopes, que informó a los aliados de Portugal acerca de la desaparición de ese material de guerra.

(Con información de AFP)

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS