La aprobación de la ley de transferencias del 8% pone fin a una jornada convulsa en Tarija

La jornada de hoy se aventuraba tensa en lo político y ya desde la mañana se expuso esa convulsión con los rifirrafes experimentados a las puertas de la Asamblea entre la policía , el gobernador Adrián Oliva y sus secretarios a quienes en un primer momento se les negó la entrada a la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija para expresar su apoyo a los dos asambleístas de Unidad Departamental Autonomista (UD-A), María Elena Méndez y Daniel Carvajal, quienes la noche anterior habían iniciado una huelga de hambre en protesta a la ley de transferencias del 8% de los recursos departamentales a los municipios de Tarija.
Finalmente, el gobernador y los secretarios, tras un forcejeo que sirvió para calentar los ánimos de lo que acontecería en la tarde, lograron entrar al hemiciclo.
La directiva de la Asamblea había convocado a sesión para aprobar en detalle la polémica ley de transferencias a los municipios por lo que cientos de personas se aglutinaron a partir de las 15 horas frente al edificio del órgano legislativo para expresar su rechazo a estar norma portando banderas rojo y blanco y pancartas que reflejaban al oposición a la ley.
El ambiente se fue caldeando y se produjeron los primeros enfrentamientos con la policia que gasificó a los manifestantes con el objetivo de bajar la tensión. Por momentos, la plaza Luis de Fuentes y Vargas de la capital del departamento tarijeño se tornó en una batalla campal que se prolongó hasta últimas horas del día y que finalizó con la salida de los legisladores de la Asamblea.
Una vez terminada la sesión el presidente del legislativo departamental, William Guerrero, expresó que se logró aprobar en detalle y sancionar la ley de transferencias directas a los municipios que mañana será remitida a la Gobernación para que sea promulgada, circunstancia que todo hace indicar que no sucederá  por lo que será la Asamblea quien la promulgue aunque se prevén acciones judiciales por parte del Ejecutivo departamental.
«Esta ley lo que hace es normar una transferencia equitativa de los recursos a los Gobiernos municipales, no se le quita a la Gobernacion porque es plata que va específicamente a los municipios de Tarija. Esta ley va a fortalecer económicamente, si vale el termino, lo que es los Gobiernos municipales excepto a los del Chaco», señaló Guerrero.
Asimismo, Guerrero negó las acusaciones de haber acatado instructivos del Gobierno nacional y manifestó que la norma lo que busca es darle a los Gobiernos departamentales y Subgobernaciones «lo que el Gobierno departamental no les ha dado en dos años».
Por su parte, el asambleísta por Unidad Departamental Autonomista (UD-A) Mauricio Lea Plaza calificó la sesión de «bochornosa».
«No se ha respetado el procedimiento, el reglamento interno lo que se ha hecho es cumplir de manera muy meticulosa el proyecto de ley que había enviado la AMT (Asociación de Municipios de Tarija). Es una ley que ademas de cargar el 8% de los recursos departamentales sobre las espaldas del departamento, que en realidad no es el 11 sino el 14 y si lo calculamos sobre el 55% es 14% y del 85% de inversión sacando el 15% de funcionamiento,  es el 17 por ciento». destacó.
«Nos parece que se ha aumentado la cartera de continuidad. cosa que ha quebrado la posibilidad de que esta ley sea viable porque no va haber ninguna posibilidad de que se aplique . Creo que es un día funesto para la autonomía porque se ha hecho ceder parte del patrimonio del departamento a otro nivel de gobierno», ha añadido.
La ley de transferencias directas del 8% de los recursos de regalías e IDH a ocho municipios del departamento, exceptuando a los tres del Chaco, ha sido aprobada con la mayoría del Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Asamblea y el apoyo de un legislador de la bancada indígena y con la oposición de la bancada de UD-A y de Integración Seguridad y Autonomía (ISA).
 

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS