Erdogan advirtió que Holanda "pagará un precio" por impedir manifestaciones a favor del referéndum constitucional

El presidente de Turquía, Recep tayyip Erdogan, advirtió el domingo que Holanda «pagará un precio» por impedir que sus ministros lleven adelante en Europa mitines políticos en favor de referéndum constitucional que impulsa el gobierno.
El mandatario incluso volvió a agitar las aguas al afirmar que los Países Bajos, ocupados por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, se habían comportado como los nazis, una comparación que ya había hecho con Berlín la semana pasada.
«Oye Holanda! Si estás sacrificando las relaciones con Turquía sólo por las elecciones del miércoles, pagarás un precio«, dijo un Erdogan visiblemente enojado durante una ceremonia en Estambul, en referencia a las elecciones legislativas en el país europeo.
Acusado durante gran parte de su carrera de tener tendencias autoritarias y objetivo de un intento de golpe de Estado en 2016, el mandatario turco impulsa un referéndum constitucional que convertiría a su país en una República Presidencialista con un fuerte poder en la figura del presidente, dejando de lado el parlamentarismo a la manera europea.
Erdogan y sus ministros se lanzaron en las últimas semanas a hacer campaña en diferentes países de Europa, donde vive una importante comunidad de turcos expatriados y con derecho a voto.
Pero algunos gobiernos, contrarios al referéndum, se resistieron a permitir las manifestaciones en sus países. Berlín entró en conflicto con Ankara, que la acusó de «prácticas nazis» y de albergar terroristas. Luego siguió Holanda, que envió a la policía a desarticular un mitín turco en Rotterdam.
Este fin de semana la situación entre Turquía y los Países Bajos llegó a niveles inesperados de tensión, luego de que La Haya impidiera que el ministro de Exteriores Mevlut Cavusoglu asistiera a un mitín en el país, y que también expulsara a Alemania a una ministra del gabinete de Erdogan.
En respuesta, manifestantes frente al consulado de La Haya en Estambul ingresaron al predio y reemplazaron la bandera holandesa con la turca.
«Van a aprender lo que es la diplomacia», sentenció Erdogan, que en los últimos años pareció romper una tradición secular en Turquía en favor de manifestar su islamismo. «Occidente ha demostrado su verdadero rostro. Una manifestación clara de islamofobia«, agregó.
(Con información de AFP)

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS