El jefe máximo del ISIS habría huido de Mosul y logrado ocultarse en el desierto

En medio de la ofensiva de las fuerzas iraquíes sobre el Estado Islámico en Mosul, las autoridades informaron este miércoles que el jefe de ISIS, Abu Bakr Al Baghdadi habría huido de la ciudad para ocultarse en el desierto.
Uno de los indicios que llevan a los funcionarios a creer que el terrorista escapó es que las comunicaciones entre los cabecillas de la organización yihadista se cayeron, ante el avance de los militares iraquíes.
Sin embargo, reconocieron a la agencia Reuters que localizar su ubicación exacta sería casi imposible, consigna la cadena Fox.
Las autoridades explicaron que Al Baghdadi posiblemente haya buscado esconderse en las aldeas del desierto que aún están bajo control de ISIS, en lugar de mantenerse cerca del epicentro de los combates en las regiones urbanas de Mosul.
El analista Hisham Al Hashimi consideró que podría encontrarse en una zona desértica al norte del río Eufrates. «Es su región histórica, conoce a la gente allí y el terreno. La comida, el agua y la gasolina son fáciles de conseguir, y los espías son más fáciles de detectar», señaló.
Tras varios meses de ofensiva para terminar con la amenaza terrorista en Irak, el Ejército en los últimos recrudeció su avance sobre la zona oeste de la ciudad, que se espera que sea una de las misiones más difíciles para las fuerzas iraquíes.
No obstante, los combates entrar en su última etapa. «El juego ha terminado», advirtió Matthew Isler, general de brigada de Estados Unidos, país que encabeza la coalición internacional que apoya el Ejército de Irak.
Días atrás, Al Baghdadi realizó un discurso de despedida en el que instó a sus terroristas a huir y esconderse de las fuerzas iraquíes, o a llevar a cabo ataques suicidadas, con la promesa de recibir «72 mujeres en el cielo». (Con información Infobae)

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS