Parlamento de la UE: "Las mujeres deben ganar menos porque son más débiles y menos inteligentes"

El Parlamento Europeo fue escenario de una polémica sobre sexismo que rápidamente trascendió las paredes de la Cámara y encendió el debate en todo el mundo.
«Claro que las mujeres deben ganar menos que los hombres, porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes. Eso es todo», disparó el polémico parlamentario polaco Janusz Korwin-Mikke, durante un debate sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres en el pleno de la Eurocámara.
El legislador polaco, de extrema derecha y conocido por sus declaraciones racistas, xenófobas, sexistas y antisemitas, se encontró con la respuesta de la eurodiputada española Iratxe García Pérez: «Según sus teorías, yo no tendría derecho de estar aquí, como diputada. Y sé que le duele y le preocupa que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos en igualdad de condiciones como usted. Yo aquí vengo a defender a las mujeres europeas de hombres como usted«, le espetó la legisladora.
En su discurso, Korwin-Mikke argumentó la supuesta inferioridad femenina con ejemplos sobre los lugares ocupados por las mujeres en las Olimpíadas griegas y el desempeño de las mujeres en los torneos internacionales de ajedrez. Sin embargo, evitó mencionar la poquísima proporción de mujeres practicantes y que la húngara Judit Polgar está entre los primeros diez puestos a nivel mundial.
El polaco, defensor de la monarquía y de la pena de muerte, fue candidato a la presidencia de su país en 2015. Un año antes, en 2014, llegó al Parlamento Europeo con un 7,2% de los votos y un sorprendente apoyo de los electores más jóvenes: obtuvo el 28,5% de los sufragios entre los polacos de 18 y 25 años, más que ningún otro partido.
Después del debate, el Parlamento Europeo inició una investigación que podría terminar en sanciones para Korwin-Mikke por sus declaraciones sexistas, informó la CNN. En el pasado, el polaco ya ha sido sancionado en dos oportunidades por sus exabruptos: en 2012, por sus comentarios contra los negros, y en 2015, por entrar en el pleno haciendo un saludo nazi. 
Según el artículo 11 del Reglamento del Parlamento Europeo, el cual fija las normas de conducta, «el comportamiento de los diputados se caracterizará por el respeto mutuo» y «en los debates parlamentarios, los diputados se abstendrán de adoptar un lenguaje o un comportamiento difamatorio, racista o xenófobo».  (Con información Infobae)

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS