Imágenes captadas por un drone confirman la destrucción de Palmira por el Estado Islámico

La ciudad monumental de Palmira volvió a estar en manos del Ejército sirio tras arrebatársela por segunda vez al grupo yihadista Estado Islámico, con la ayuda de la Aviación rusa.
La recuperación de las históricas ruinas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, son duro revés para la organización terrorista.
En su huida, el ISIS colocó minas y bombas en numerosos puntos de la urbe, según informaciones del Observatorio Sirio de Derechos Humanos y de la agencia oficial SANA.
El grupo terrorista había conquistado Palmira en mayo de 2015 y fue expulsado ocho meses después por los soldados sirios, pero volvió a recuperar el control de la antigua ciudad grecorromana el pasado diciembre.
Durante su dominio, los yihadistas dinamitaron los templos de Bel y Bal Shamín, el frente escénico del teatro romano, el tetrapilón, el arco del triunfo y numerosas estatuas del museo de la ciudad, acciones que fueron consideradas como «crímenes de guerra» por la Unesco.
Estas últimas imágenes captadas por un drone, único medio seguro para recorrer el lugar por el momento, ya que los terroristas minaron la zona en su huida, confirman las imágenes satelitales difundidas días atrás por Rusia.
Palmira fue, en los siglos I y II d. C., uno de los centros culturales más importantes de la época y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el desierto del centro de Siria. (Con información de INFOBAE)

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS