11 años de cambio y desarrollo

El domingo 22 de enero de 2017, se celebró el 11 aniversario de nuestro Proceso de Cambio, denominado revolución democrática y cultural, oportunidad propicia para evaluar lo logrado hasta aquí como gobierno de los movimientos sociales organizados políticamente en el MAS – IPSP, y encabezado por nuestro hermano Evo Morales Ayma, el primer presidente indígena en la historia de nuestra amada Bolivia.
Con enorme satisfacción, en estos 11 años de gobierno del pueblo, constatamos importantes avances, como fue la aprobación de una nueva Constitución Política del Estado, que implicó la refundación de Bolivia como Estado Plurinacional, comunitario y con autonomías. Se trata de un nuevo Estado que garantiza la inclusión de todos los sectores históricamente excluidos, como los pueblos indígena originario campesinos, los obreros, las mujeres, los jóvenes, etc.; con cuya participación nuestra democracia resultó fortalecida y profundizada.
Son logros incuestionables en estos 11 años de gobierno del MAS – IPSP, la estabilidad social, política, económica, y los importantes avances en cuanto a desarrollo económico y social, que contrasta con la conflictividad social, la inestabilidad política y la lamentable situación económica en la que nos mantuvieron los gobiernos neoliberales hasta el 22 de enero de 2006, en que se inicia el proceso de cambio para bien de nuestra querida Bolivia y de todas las bolivianas y bolivianos.
La conflictividad social anterior al proceso de cambio se reflejaba en huelgas y movilizaciones casi diarias de los diversos sectores especialmente sindicales; los Maestros, por ejemplo, realizábamos paros todos los meses exigiendo el pago de nuestros salarios, aparte de las semanas de huelgas pidiendo incremento salarial. La inestabilidad política se constata al recordar que tuvimos 5 presidentes en los 5 años anteriores al proceso de cambio; es decir que cada presidente tuvo como promedio un año de gobierno.
En materia económica también se tuvo avances importantes a partir de la nacionalización de los hidrocarburos y como resultado de una eficiente como eficaz gestión, lo que se constata en el siguiente cuadro comparativo entre lo que fue la gestión neoliberal hasta el 2005 y los resultados logrados en 11 años de proceso de cambio encabezado por el presidente Evo Morales:
 

Indicadores Al 2005 Al 2016
Tipo de cambio respecto al dólar 8,02 por dólar 6,96 por dólar
Reservas internacionales $us. 1.714 millones $us.10.288 millones
Producto Interno Bruto (PIB) $us. 9.568 millones $us. 33.651 millones
PIB per cápita $us. 1.010 $us. 3.056
Salario Mínimo Nacional Bs. 440,- Bs. 1.805,-
Promedio crecimiento de la economía 2,9% 5,0%
Desempleo (área urbana) 8,1% 4.1%
Pobreza extrema 38,2% 16,8%

 
No caben dudas respecto a que la estabilidad es la base para avanzar hacia el ansiado desarrollo. Somos el país que más está desarrollándose en la región. Ocupamos el primer puesto en crecimiento económico en las gestiones 2009, 2014, 2015 y 2016. Esto jamás ha ocurrido en los 180 años de historia republicana de Bolivia.
Al mismo tiempo se ha avanzado en la construcción de igualdad, a través de políticas sociales que se materializan en la otorgación de bonos y rentas a favor de los más necesitados, como es la Renta Dignidad, el Bono Juancito Pinto, el Bono Juana Azurduy de Padilla, Subsidio Prenatal Universal, Tarifa Dignidad de electricidad, Diploma de Bachiller gratuito, Bono a la Excelencia de Bachilleres, becas de Post Grado, etc.

«No caben dudas respecto a que la estabilidad es la base para avanzar hacia el ansiado desarrollo. Somos el país que más está desarrollándose en la región»

A ello se suma la significativa ampliación de todos los servicios básicos, a tal punto que superamos las metas del milenio definidas por las Naciones Unidas. También se ha concretado la mejora sustancial de los salarios, teniendo como resultado la importante reducción en la diferencia de ingresos entre los más ricos y los más pobres. Según el informe presidencial expuesto en el 11 aniversario del proceso de cambio (22/01/17), los ingresos del 10% más rico de la población, en 2005, eran superiores en 128 veces al ingreso del 10% más pobre, mientras que para el 2015, esta diferencia se redujo a sólo 37 veces.
Todo ello fue posible gracias a que ahora somos un país soberano, a tal punto que no se admite ninguna intromisión en la definición de nuestras políticas económicas, ni rendimos cuentas a ningún organismo internacional. Para ello, el presidente Evo, en 2008, tuvo que expulsar al embajador norteamericano diciéndole -en otras palabras- que vaya a mandar a su casa, porque en Bolivia mandamos los bolivianos.
Ahora nos enfilamos hacia el desarrollo tecnológico y científico, para lo que se tiene la segunda mayor asignación de recursos a educación en la región, respecto al PIB, (después de Cuba que ocupa el primer lugar), para que el cerebro de l@s bolivian@s sea el motor de nuestro desarrollo, porque los recursos naturales se agotan, mientras que el conocimiento es infinito. De manera paralela se ha iniciado con un importante proceso de industrialización para garantizar el desarrollo de Bolivia al servicio de tod@s l@s bolivian@s.

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS