La Gobernación culpa a la Asamblea de impedir el financiamiento

Los representantes de la Gobernación han ofrecido hoy una conferencia de prensa en la que han acusado a las autoridades de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija y a la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) de «boicotear y bloquear» la gestión del gobernador Adrián Oliva en la búsqueda de alternativas de financiamiento para captar recursos económicos.
«Es de conocimiento publico que al comienzo de la gestión el Movimiento Al Socialismo había amenazado a la nueva gestión del gobernador Adrián Oliva poder gobernar de la Asamblea y los últimos hechos señalan que existe la intención latente, principalmente con la ley aprobada de modificaciones presupuestarias el día de ayer, con la única intención de bloquear la gestión del gobernador», ha manifestado el secretario de Coordinación de la Gobernación, Waldemar Peralta, quien ha ejercido de vocero del Ejecutivo departamental.
Peralta, quién ha estado acompañado por otros secretarios como el de Gobernabilidad, Luis Alfaro, o el de Hacienda, Manuel Figueroa, ha resaltado que la ley aprobada ayer a media noche por la Asamblea «viola todos los procedimientos» ya que se ha realizado sin informe y con el «único objetivo de boicotear y bloquear las alternativas financieras que ha planteado la Gobernación».

 
En este sentido, el servidor publico ha considerado que la norma «bloquea todas las posibilidades de la Gobernación de financiar y concretar créditos«para aligerar los problemas económicos que atraviesa el departamento.
«El Gobierno ha reconocido que existe un desfase financiero de 2.000 millones de bolivianos entre lo que va a recibir Tarija y lo que tiene contratado y ayer la Asamblea Legislativa Departamental lo que hace es decir: ‘agarren ese presupuesto cúmplanlo aunque ese presupuesto no supere la crisis’. Eso es algo gravísimo que lo que va a hacer es ahondar la crisis que vive Tarija con un único interés, el interés político de ahogar la gestión del gobernador Adrián Oliva«, ha expresado Peralta.
Asimismo, ha considerado que mientras el gobernador concreta el fideicomiso y el financiamiento para el proyecto Cenavit-Calamuchita e inicia todas las gestiones, la Asamblea por su parte avala los débitos automáticos del Gobierno y aprueba leyes que solo hacen bloquear al departamento de Tarija».
«Con el agravante de que esta ley plantea que las subgobernaciones debiten recursos al gobernador, algo realmente increíble en la economía jurídica de Bolivia (…) Esto tiene que ser juzgado por la población, denunciamos boicot y la intención de trabar las alternativas financieras al pueblo de Tarija», ha concluido.
 
 

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS