Evacúan a once familias por el derrumbe del cerro en Auquisamaña

Once familias fueron evacuados la noche de este miércoles de la zona del derrumbe en el barrio de Auquisamaña, barrio Sur de La Paz, donde al menos cinco viviendas fueron sepultadas por la caída de un cerro.

«Las personas han sido evacuadas ya. Son once familias, 41 personas. Ese trabajo ya se hizo al primer momento de la emergencia, ahora lo que tenemos que hacer es una evaluación más detallada y generar un proyecto de estabilización del áreas», afirmó el ingeniero David Toro, secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos, a la red ATB.

Vecinos cuyas casas no fueron afectadas por el deslizamiento pidieron a la Alcaldía cooperación para trasladar enseres y otros materiales a otros sitios ante el temor que originó la caída de tierra y piedras, según explicó Toro.

«Se hará un análisis integral del lugar y en función a éste vamos a determinar actividades más operativas», prosiguió la autoridad.

A las 15.50 de este miércoles parte de un cerro se deslizó sobre un grupo de casas en Auquisamaña. Cinco colapsaron y sirvieron como muros de contención para detener la cantidad de tierra. Los vecinos acusaron a la Alcaldía de la tragedia debido a que desde hace dos años se denunció sobre problemas de movimiento.

Un informe de Bomberos dio cuenta que una persona de sexo femenino resultó herida y fue trasladada al Hospital Los Pinos para su atención. «Estaba policontusa y asustada por el incidente», dijo un oficial de esa unidad, según reporta el diario La Razón.

Benjamín Gonzales, presidente del barrio de Aquisamaña Bajo, explicó que en distintas ocasiones denunciaron la existencia de piedras a punto de caer y que en ningún momento recibieron una respuesta positiva.

Hasta el lugar llegó el alcalde Luis Revilla, el comandante de la Policía Boliviana, Abel de la Barra. Más de 400 funcionarios municipales fueron movilizados para atender la emergencia.

Revilla indicó que en el lugar se produjo la caída de un farallón. «Hemos podido identificar que es un evento puntual, específico, no hay un riesgo que el conjunto de farallones de atrás pudieran seguir desmoronándose», indicó.

La Policía cerró los accesos al lugar y funcionarios de emergencias y maquinaria pesada se encuentra trabajando en el lugar. (con información de La Razón)

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS