El ciclismo en Tarija tiene nombre propio: Pedro Vaca

Hablar de ciclismo en Tarija es hablar de Pedro Vaca, un hombre que ha dedicado toda su vida al ciclismo y que hoy a los 55 años sigue pedaleando y colgándose en el cuello medallas de oro. Risueño, afable y algo tímido, habla de sus logros con naturalidad y humildad, a pesar de haber disputado unos juegos olímpicos y haber roto marcas y récords en Bolivia y Sudámerica.
Empezó sus andanzas en el mundo del ciclismo a los 15 años y a los 16 ya se consagró campeón nacional de juveniles en Santa Cruz. A partir de entonces, las victorias y los récords pasaron a ser algo habitual para él: campeón nacional en la categoría de adultos en numerosas ocasiones, participación en los juegos de Odeusur, récord panamericano de velocidad, mejor ciclista de Bolivia… Y el hito que recuerda con más cariño y orgullo: representar a Bolivia en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.
 

El ciclista tarijeño Pedro Vaca durante los juegos olimpicos de Barcelona 92
Pedro Vaca durante los Juegos Olímpicos de Barcelona 92

“Las olimpiadas es algo muy grande, donde participan los mejores deportistas. Para mí es un mérito grande, es lo más grande que me ha sucedido en mi vida.  Uno siente una alegría inmensa el hecho de llegar y entrar a la villa olímpica donde están algunos de los mejores deportistas del mundo y donde uno ya es parte de ello. Me acuerdo entrando en la villa mucha gente me pedía autógrafos. Es algo grande. Me codeé con gente de renombre internacional, me saqué fotos con grandes deportistas como Carl LewisBen Johnson…”, cuenta a La Voz de Tarija desde el living de su domicilio en el barrio Senac de la capital chapaca.
En su primer día de competición terminó en el puesto 30 de 35 competidores, una buena clasificación en comparación con otros bolivianos que han participado en este tipo de pruebas ya que en su mayoría acabaron últimos o tuvieron que abandonar la prueba.  Además, el tipo de bicicleta con la que compitió el corredor boliviano tenía una diferencia abismal con la que utilizaron corredores de otros países.
“En ese año estábamos en la época de piedra se podía decir y yo corría con una carretilla y otros con una bicicleta. Cuando competí en la primera prueba lloré de emoción el primer kilómetro porque la gente se paró a aplaudirme por la bicicleta en la que yo competía en comparación con la de los otros ciclistas”, rememora.

“ Cuando competí en la primera prueba lloré de emoción el primer kilómetro porque la gente se paró a aplaudirme por la bicicleta en la que yo competía en comparación con la de los otros ciclistas”

No obstante, la mala suerte hizo que Pedro se quedara sin participar en otros dos Juegos Olímpicos que podían haber aumentado todavía más su hazaña en el ciclismo boliviano.
“En las olimpiadas de Seúl del 88 también clasifique. En realidad me clasifiqué a 3. En el año 1994 para los juegos de Los Ángeles, me clasifiqué batiendo una marca panamericana pero por problemas económicos del país no pude asistir, en los juegos de Seúl de 1988 también me clasifiqué pero cuando tenía que asistir un mes antes sufrí una enfermedad y me reemplazó otro gran ciclista que era Dayron Becerra, que era mi gran rival”, recuerda.
Tras los Juegos Olímpicos dejó la competición de primer nivel aunque a día de hoy todavía sigue compitiendo en la categoría máster. Sin ir más lejos, el año pasado Pedro se llevó seis medallas de oro.

“El año pasado volví a competir tras tres años de inactividad. El año pasado con el apoyo de mi esposa y mis hijas pude entrenar y llegar al nacional de Cochabamba y bueno en mi categoría los master pude seis medallas de oro todavía”, relata entre risas.

Medallas obtenidas por el ciclista tarijeño Pedro Vaca
Medallas obtenidas el año pasado por Pedro Vaca

No en vano, Pedro sigue entrenado a al menos cuatro o cinco días a la semana, una pasión para la que se levanta a las 4.30 y de la mañana para pedalear dos horas antes de ir al trabajo.
“Muchos me dicen: ‘Estás loco’, pero me encanta, no hay otra hora. Duermo temprano, 4.30 me levanto y hago dos horas de bicicleta. Y ya llego a las 6.30 a casa tranquilo para después ir al trabajo”.
También ha ejercido de entrenador de algunos jóvenes ciclistas tarijeños pero “lamentablemente”, dice, hasta que no esté listo el velódromo, las condiciones en Tarija no son las adecuadas para entrenar ya que existe riesgo de que los ciclistas tengan algún accidente.
Debido a su esfuerzo y dedicación al ciclismo Pedro no pudo salir profesional, sin embargo, sus conocimientos y trayectoria en el mundo de la bicicleta le han servido para poder trabajar en la alcaldía de Cercado con el objetivo de mejorar y fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad.
El ciclista tarijeño Pedro Vaca es sacado a hombros tras una victoria
Un grupo de seguidores saca a Pedro Vaca a hombros

“Yo en mi vida como deportista nunca he ganado un peso, los triunfos, medallas, diplomas y la satisfacción de ganar y los viajes que pude hacer gracias al ciclismo después nada más me beneficio ya que no pude estudiar. Yo me he dedicado,  y están dando los frutos ya que pude conseguir un trabajo en la alcaldía con el ciclismo”, concluye el ciclista tarijeño.
 

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS