El ministro Ferreira deplora que "llunkus" ataquen al Museo de Orinoca

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, deploró el sábado que políticos de la oposición ataquen y resten legitimidad al Museo de la Revolución Democrática y Cultural construido en Orinoca, Oruro, al recordar que muchos de ellos fueron «llunkus» de exdictadores, como Hugo Banzer Suárez, y de intereses extranjeros.
«Éstos que eran los cuelga sacos, lo llunkus (adulones) de las embajadas, las ONG, empresas extranjeras tienen el tupé de venir hablar. Ellos que han hecho una avenida a un exdictador, a Banzer; ellos que han hecho un museo a Banzer. En gran medida las opiniones contrarias (al Museo de Orinoca) o son fruto de la ignorancia o fruto de la mala fe», dijo.
En el Museo de Orinoca se exponen datos históricos de las luchas de los movimientos indígenas de Bolivia en los tiempos de la colonia y república, exhibe cientos de piezas de las diversas culturas del país y guarda los obsequios que recibió Morales desde que llegó a la presidencia en 2006, entre otros.
«Sin conocer, sin haber visitado, están opinando. Eso es típico de gente que no entiende el valor de la lucha de los movimientos sociales. No es un museo para el presidente, es un museo para la revolución democrática y cultural, por lo tanto, eso de que es una expresión de ego es totalmente falso», concluyó Ferreira. (ABI)

spot_img

Artículos Relacionados

LAS MÁS LEIDAS