MAGDA LIDIA CALVIMONTES CALVIMONTES “ASAMBLEA VULNERA EL PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE EQUIVALENCIA DE CONDICIONES”
viernes, 17 mayo 2019 - 06:00 AM - La Voz de Tarija
WhatsApp Email

La Asamblea Legislativa Departamental de Tarija, en la sesión del 15 de mayo de 2019, rechazó que se introduzca en la Ley del Régimen Electoral Departamental, un artículo mediante el cual se obligaría a la paridad en el binomio para elección en la Gobernación, es decir que si el postulante a Gobernador es varón, la aspirante a Vicegobernadora debe ser mujer o viceversa, dejando a voluntad de los organizaciones políticas respetar o no la equivalencia de condiciones entre candidatos hombres y candidatas mujeres.

Lo más triste es que el 43,75 % de los votos que rechazaron la equivalencia de condiciones para el binomio departamental, fueron mujeres, quienes no serían en estos momentos asambleístas departamentales si no existiera el mandato del  artículo 11.1 de la Constitución Política del Estado que establece de manera textual, que “la República de Bolivia adopta para su gobierno la forma democrática participativa, representativa comunitaria, con equivalencia de condiciones entre hombres y mujeres” y que se ha desarrollado en el artículo 2 literal h) de la Ley de Régimen Electoral: “La democracia boliviana se sustenta en la equidad de género e igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres para el ejercicio de sus derechos individuales y colectivos, aplicando la paridad y alternancia en las listas de candidatas y candidatos para todos los cargos de gobierno y de representación, en la elección interna de las dirigencias y candidaturas de las organizaciones políticas, y en las normas y procedimientos propios de las naciones y pueblos indígena”.

La lucha en la Asamblea Constituyente fue ardua para que se haya establecido el principio de equivalencia de condiciones en la Constitución por mujeres activistas y Constituyentes de diferentes organizaciones políticas, porque al igual que en esta Asamblea Legislativa Departamental existieron mujeres que obedecían como caballo cochero las determinaciones de sus organizaciones, olvidándose que fueron como representantes electas por su circunscripción y no por la organización política.

La política de paridad y alternancia de género en los órganos de elección del Estado Plurinacional de Bolivia y en las instancias políticas intermedias en el proceso constituyente fue un avance en la garantía de la autonomía en la toma de decisiones de las mujeres pero que ahora al igual que para los binomios presidenciales habilitados, los y las asambleístas departamentales, ha hecho lo mismo para los binomios departamentales pese a estar vigente la Constitución Política del Estado desde el 7 de febrero de 2009.

Pero por más que la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija, no haya respetado el mandato del artículo 11 de la Constitución Política del Estado, es deber del Órgano Electoral verificar el cumplimiento del principio de la equivalencia al momento de recibir las listas y postulaciones, siendo por lo tanto competencia del Órgano Electoral que debe inhabilitar las candidaturas a cargos electivos nacionales, departamentales, regionales y municipales de conformidad a lo estipulado en el artículo 106 de la Ley del Régimen Electoral,  de manera que aunque la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija, haya procedido a inobservar el principio constitucional de equivalencia de condiciones entre hombres y mujeres, el Tribunal Departamental Electoral en el caso de incumplimiento de las organizaciones políticas no debe habilitar a los binomios para gobernador y vicegobernador, si son ambos del mismo género.

Para reforzar lo señalado, la Ley de Órgano Electoral Plurinacional Nº 018  en su artículo 37, numeral 6), dispone que los Tribunales Electorales Departamentales, deben “Verificar en todas las fases del proceso el estricto cumplimiento del principio de equivalencia y la aplicación de los principios de paridad y alternancia entre varones y mujeres en la presentación, por parte de las organizaciones políticas, de candidaturas a los cargos de gobierno y representación de alcance departamental, regional o municipal. No existiendo por lo tanto una excepción a la candidatura para gobernadores y vicegobernadores.

Cábeme entonces señalar, que la Ley del Régimen Electoral, que es la ley marco en la que los Gobiernos de las diferentes entidades territoriales deben desarrollar su normativa departamental, y al ser la equivalencia de condiciones de hombres y mujeres un principio, éste o no contemplado en la Ley del Electoral Departamental, el momento de habilitar o no a los candidatos a los binomios al órgano ejecutivo de las entidades territoriales,  el Tribunal Departamental Electoral debe hacer cumplir dicho principio constitucional porque es su OBLIGACIÓN.

Pero como Bolivia es el país de las maravillas que todo es factible, desde pisotear la voluntad del pueblo soberano que aprobó mediante referendo la Constitución Política del Estado, es factible que el Tribunal Departamental Electoral haga caso omiso al artículo 37 numeral 9) de la Ley del órgano Electoral Plurinacional, dependiendo de cómo vine las instrucciones del papá Gobierno.

Pero, cábeme alertar, en las próximas subnacionales será por primera vez que se presentará un binomio departamental para la Gobernación, y ojala que justamente esto no sea ese el talón de Aquiles de las organizaciones políticas que no son afines al Gobierno, y aparezcan con candidaturas inhabilitadas, dado que el MAS-IPSP, en especial en Tarija, tuvo en dos oportunidades Presidentas de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija, nada raro que ellos sí cumplan, para inhabilitar a los de la oposición.

por: Magda Lidia Calvimontes Calvimontes

LO MÁS VISTO